10 picoteos que no afectan a tu línea

Cuando quieres mantener tu línea o quitarte unos kilos que tienes de más hay momentos críticos, como por ejemplo, en los que llevamos algo a la boca sin tratarse del horario de una de las comidas principales del día: desayuno, comida o cena. Hablamos del picoteo, de los aperitivos, de esas horas en las que el estómago reclama o en las que el hecho de tener la tentación delante de los ojos nos puede hacer ‘pecar’.

Momentos así se dan en situaciones como las de ir de bares con los amigos; las barras de estos establecimientos son una tentación o simplemente estando en casa viendo el televisor. Aquí te presentamos 10 picoteos que no afectan a tu línea. Eso sí, recuerda que el apartado de la bebida también influye y lo más saludable, dando por hecho que el alcohol es lo contrario, pueden ser los zumos naturales, los tés, el gazpacho o el salmorejo.

picoteo-que-no-afectan-a-tu-linea

1.Salmón. El salmón se suele ver en las barras de bar. Es un alimento extraordinario para la salud y una buena opción como aperitivo.

2.Mejillón, sepia o berberecho. Estas tres son buenas opciones, y en general otros productos del mar como también pueden ser las gulas, las gambas… Evita en ellos la mayonesa o las salsas. El huevo cocido es una alternativa a ellas.

3.Anchoas en vinagre o en aceite. Las famosas gildas son un ejemplo, un palillo en el que se clava una anchoa, una guindilla y por ejemplo un trozo de pepinillo. Se pueden emplear sucedáneos como el atún.

4.Huevos cocidos con atún. Se puede acompañar con tomate casero. Es algo muy completo.

5.Jamón cocido, huevo cocido y espárragos. Se puede sustituir el jamón por pavo y los espárragos por pepinillos.

6.Secreto ibérico con verduras. Todo ello elaborado a la plancha, en brocheta, o, en su defecto, las verduras en formato ensalada, frescas. El secreto ibérico se puede reemplazar por pollo o pavo.

7.Hortalizas crudas. Bien lavadas y peladas si es necesario, se pueden untar en puré de garbanzos o una elaborada crema griega compuesta, por ejemplo, de yogur, pepino, aceite de oliva, limón y ajo.

8.Revuelto. Los ingredientes para el revuelto se pueden elegir de entre ajos, champiñones, gambas, calabacín, espárragos o atún. Es recomendable sustituir el pan por hortalizas cortadas en rebanadas para poner bajo el revuelto en forma de tapa.

9.Jamón serrano. Lo puedes acompañar de pan integral untado con tomate.

10.Endivias con queso fresco y anchoas. En este apartado se pueden incluir la ensaladas en general, aunque evitando grandes cantidades ed vinagre, los quesos con mucha grasa o las aceitunas.

 

Fuente: El Economista

Dejar respuesta