7 alimentos que están en peligro de extinción

Cuando nos dirigimos al supermercado a realizar las compras rutinarias para llevar a cabo nuestra alimentación seguramente no seamos conscientes de lo que tenemos ante nuestros ojos. Quizás no sepamos que algunos de esos alimentos fáciles de conseguir actualmente puede que dentro de muy pocos años desaparezcan de las estanterías.

alimentos-que-están-en-peligro-de-extinción

Por eso, si quieres dar valor a lo que comes, debes saber que hay ciertos alimentos que, de seguir el camino que lleva el mundo actual, desaparecerán más pronto que tarde. Es más, puede que en pocos años ya no existan. Aquí te mostramos los 7 alimentos que están en peligro de extinción. Si queremos seguir siendo privilegiados, hay que cuidar la naturaleza.

Las manzanas. Es de sobra conocido el problema a nivel mundial con las abejas, que están desapareciendo por causa de otro animales que las matan o por los productos químicos que se expulsan al medio ambiente. El caso es que sin las abejas, la polinización que es necesaria para la producción de manzanas impedirá llevar al mercado la cantidad de manzanas que actualmente se lleva. A esto debemos sumar el cambio climático, que con su incremento de las temperaturas a nivel global incide directamente en los cultivos, entre otros, de las manzanas.

Los plátanos. La variedad de plátanos que más se consume en el mundo es la llamada Cavendish, una variedad que se reconoce por su vulnerabilidad y por ser sumamente sensible a las plagas. Una de estas plagas fue la conocida como ‘enfermedad de Panamá’, que en su momento ya hizo estragos en la producción de este tipo de plátanos, y que ahora ha vuelto a aparecer. Es más, este problema se ha venido extendiendo a lo largo del plantea durante la última década. Si no se pone freno, la producción de plátanos se reducirá drásticamente, se encarecerá el producto y apenas podremos acceder a los plátanos, que pasarán a ser considerados alimentos de lujo.

 – El chocolate. El chocolate es uno de los alimentos más preciados del mundo. Por eso la demanda se ha ido disparando con el transcurso de los años, sobre todo en los mercados emergentes, que han incrementado la demanda a grandes niveles. Esto, junto al cambio climático, hace preveer que en unos pocos años el chocolate pase a ser considerado un producto de lujo y, por tanto, solo apto para los más adinerados. No en vano, cada vez es menor el número de plantaciones de cacao, entre otras cosas por la cantidad de plagas que antes no existían.

El café. Al igual que sucede con el chocolate y por los mismos motivos, el café es otro de los alimentos que corren el peligro de extinguirse. El cambio climático y sus consecuencias, como son la elevación de las temperaturas, está poniendo en peligro algunas variedades de café, como es el caso de la Arábica. Además, las sequías por falta de agua y las frecuentes inundaciones en algunos lugares del planeta están mermando la producción de café en los principales productores del planeta. Es por eso que, si no hay remedio, podemos pensar que en pocos años el café será un producto que solo podrán consumir algunos pocos privilegiados. Lógicamente esta falta de café no solo perjudica a la bebida líquida, sino a todos aquellos alimentos que contienen trazas de café.

La miel. Ya hemos hablado del problema que están padeciendo las abejas, una población que está disminuyendo a pasos agigantados debido a los cambos climáticos y las plagas. Sin las abejas no hay polinización y es por ello que varios de los alimentos que consumimos pueden desaparecer como consecuencia. El ejemplo más claro es el de la miel, cuyos únicos productores son las abejas. Pero hay muchos otros derivados del trabajo de las abejas.

Las patatas. Aquí también incide el cambio climático. Las variaciones en las temperaturas están haciendo que muchos de los productores de patatas cada vez tengan que buscar terrenos más elevados para la producción. Pero llegará un momento en el que los sitios más elevados del planeta no serán sufientes como para producir cantidades que permitan satisfacer la demanda actual de patatas en todo el mundo. Por eso, se puede pensar que en unos años cualquier plato derivado de las patatas desaparecerá.

El atún rojo. El atún está teniendo problemas para su reproducción por los cambios de orden mundial. Un caso claro es el del atún rojo, que está en peligro de extinción. Pero es que la única variedad de atún que estaba fuera de peligro, la del Pacífico, está ya también en serios problemas de pasar a engordar esa lista de especies en peligro de extinción y que, por tanto, deben estar protegidas. Además, por otro lado se está incrementando el consumo de atún rojo gracias al auge de la influencia de la comida japonesa, donde en previsión de no poder ofrecer shushi ya se están creando platos con sucedáneos del atún en previsión de esta posible extinción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here