¿Adivinas con qué está hecho?

El artista Mark Khaisman emplea cinta de embalaje aplicadas sobre cajas de plexiglás, que son transparentes y a las que coloca luz interior. Con ello y gracias a las capas de cinta adhesiva que coloca consigue las impresionantes tonalidades que hacen de sus cuadros auténticas obras de arte. ¿Has visto el realismo que puede llegar a conseguir con algo tan común en todas las casas? La imaginación alcanza cotas insospechadas.

Youtube/ missuauto

Dejar respuesta