Cómo cargar el teléfono móvil, el ordenador o cualquier dispositivo electrónico

En una era en la que los dispositivos electrónicos están en la vida de la mayoría de las personas resulta imprescindible saber cómo realizar correctamente las cargas de energía. Además, en muchos casos los teléfonos móviles y otro tipo de dispositivos descargan demasiado rápido sus baterías. Hacer un uso correcto a la hora de recargar mejora las vidas de las baterías y su eficacia. Aprende a cómo cargar el teléfono móvil, el ordenador o cualquier dispositivo electrónico.

Cómo cargar el teléfono móvil– Cargar con regularidad. No es aconsejable permitir que la batería se descargue por completo. En el caso de las baterías de iones de litio, las que portan la mayoría de los dispositivos modernos, no presentan el denominado como ‘efecto memoria’. Es por ello que no solamente no haya que aguardar a que se descarguen completamente, sino que además es positivo cargarlos antes de ello. Unos cuantos fabricantes estiman que la vida de una batería puede durar, en caso de que sean de calidad, entre 400 y 600 ciclos. Si buscas incrementar la duración, carga con frecuencia. Lo ideal es enchufar los dispositivos cuando muestran una batería restante de entre el 10 y el 20%. Si lo haces puede que eleves la cantidad de ciclos de carga hasta alrededor de los 1.000.

– Desconectar el dispositivo electrónico en su debido momento. El dispositivo tendrá un mayor servicio cuando posee una batería de entre el 50 y el 80%. Pero en caso de que cargues tu batería hasta el 100%, no dejes enchufado el dispositivo a la corriente, porque empeorará la vida de la batería. El caso más frecuente en este sentido se da cuando se deja cargando un dispositivo a lo largo de toda la noche.

– Una vez cada cierto tiempo, cargar y descargar completamente. Las baterías de iones de litio se ven afectadas cuando las cargas se realizan completamente y cuando sucede lo mismo con las descargas. Sin embargo, es conveniente que cargues completamente y hagas lo mismo con la descarga una vez cada tres meses aproximadamente. En la fase de la descarga completa es conveniente dejar conectado a la red durante unas 8 o 12 horas.

– Emplear el cargador original. En la mayoría de los dispositivos actuales la batería está integrada. Por contra, el adaptador externo de la red solamente aumenta la tensión y rectifica la corriente electrónica. O sea, no incide directamente la batería. Por ejemplo, en el caso de muchas de las cámaras fotográficas digitales, no cuentan con ese cargador integrado, de modo que sus baterías se introducen en un cargador externo. Es en ese momento cuando si se utiliza un cargador que no es el original puede perjudicar a la batería.

– No permitir sobrecalentamientos. Lo peor para una batería de iones de litio son las elevadas temperaturas, porque no aguantan el calor excesivo. Es por ello que no debes dejar expuestos a los rayos del sol tus dispositivos, ni tampoco en fuentes que emiten calor, como puede ser una estufa o calentador. Las temperaturas máximas que se permiten están dentro de un rango que va desde los 40 grados Celsius bajo cero a los 50 grados Celsius.

Las temperaturas máximas permisibles están dentro de este rango: desde — 40 °C hasta + 50 °C.

Dejar respuesta