Cómo olvidar a una persona

En cuestiones del corazón, las rupturas no siempre son igual para todas las personas. En ocasiones, una ruptura amorosa puede ser difícil de superar y traer graves consecuencias, como una profunda depresión. En esos casos puede dar la sensación de que nunca se superará, de que no se saldrá adelante, de que nunca se recuperará un estado normal porque no se volverá a conocer a alguien así. Pero no. Siempre se puede superar una ruptura. ¿Quieres saber cómo olvidar a una persona? Aquí te proponemos una serie de consejos para que rehagas tu vida y puedas volver a sentirte feliz.

Cómo olvidar a una persona– El cambio no llega de la noche a la mañana. Debes tener claro que superar un trauma así, el de una ruptura amorosa y que puede ser inesperada, no se supera de la noche a la mañana. De hecho, es conveniente que dediques el tiempo que necesitas y no niegues la realidad, que es tu dolor. No lo ocultes y muéstrate, no blindes tus sentimientos. Proyéctalos, porque ese es el primer paso, reconocer el dolor. No te engañes. Así expulsarás todos tus pensamientos, sensaciones y emociones. No permitas que se atasquen dentro de ti.

– No tengas rencores. Perdonar es importante. Perdona a la otra persona y y también a ti mismo. No te guardes rencores ni reproches. Saca todo lo negativo que llevas dentro de ti. El perdón libera y es el paso previo para olvidar.

– Ocúpate. Evita estar mucho tiempo sin hacer nada, porque si estás entretenido, dirigiendo tu atención a actividades, evitarás pensar en el pasado, en esa persona. Busca no dar vueltas al asunto. Modifica tus hábitos. Ábrete al mundo. Apúntate a nuevas actividades, busca nuevas amistades o fortalece las que tienes. Dedica ese tiempo que no habías dedicado a toda esa parte de la vida social que tenías un poco abandonada.

– No hagas cosas relacionadas con esa persona. Deberás cambiar de rutinas, seguro. Pero házlo. No puedes asociar cada cosa que haces con la persona que quieres olvidar. Si hay cosas que te traen recuerdos, apártalas de tu nueva vida. Trata de esquivar todo aquello que te haga regresar al pasado, ya sean objetos, lugares o situaciones.

– No guardes objetos. No quieres decir que destruyas todo aquello que forma parte del pasado, pero sí apártalo de tu vista. Los regalos, las fotografías, las cartas… deben desaparecer. Al menos, hasta que superes el trance. Para meter a alguien nuevo en tu corazón, primero debes vaciarlo.

– Potencia tu sex apeal. Ahora vuelves a estar disponible. Ya no tienes pareja. Prepárate. Potencia tu belleza, cuídate. No te eches a perder. Arreglate. Compra ropa nueva, maquíllate, hazte un nuevo peinado… Las opciones son múltiples. Piensa en ti, en tus nuevas posibilidades sin pareja.

– No recurras a la mala vida. La fiesta y el alcohol no son remedios para olvidar. Las penas no se ahogan en alcohol, hay que afrontarlas para conseguir desterrarlas de nuestras propias vidas. El alcohol, la fiesta son solo remedios pasajero. No te engañes. Además, podrás coger un hábito poco o nada saludable. Como dice el refrán, esto es ‘pan para hoy y hambre para mañana’. Así no se superan los problemas, solo se apartan momentáneamente. Pero después de la borrachera o la juerga se regresa a la realidad.

– No busques un sustituto inmediato para olvidar. Puede que la desesperación te lleve a la necesidad de rellenar de nuevo tu corazón, deprisa y corriendo, pensando que esto te ayudará a olvidar. Pero eso no es así. Además, puedes hacer cosas de las que tal vez te arrepientas, y esto solo hará empeorar la situación. Encima puedes hacer sentir como utilizado a la persona con la que te has acostado. Al igual que tus sentimientos valen, los del resto de personas también, por tanto, no utilices a la gente. Si tu corazón está dañado, necesitas tiempo para reparar las heridas.

– Piensa en tus amigos. Los amigos sirven para llorar las penas, entre otras cosas, pero ten en cuenta de que ellos también sufren. No estés todo el día hablando del mismo tema. Compréndeles a ellos. Propón conversaciones diferentes, que no giren siempre en torno al mismo asunto, el de tu ruptura. Los amigos quieren apoyarte, pero no quieren estar todo el día siendo cómplices y sufriendo contigo.

– No esperes llamadas o mensajes. Quizás necesites borrar números de teléfonos o incluso cambiar el tuyo. No estés aguardando a que te llegue un mensaje o una llamada de esa persona que buscas apartar de tu vida. Eso solo hará que te estanques en el mal momento y prolongues tu dolor. Debes pasar página y eso pasa por olvidar a esa persona. Evita coincidir con esa persona. Vales mucho, por lo que no te arratres detrás de esa persona.

– No te intereses por su vida. No preguntes por su vida a personas que tenéis en común. No trates de conseguir información. Borra a la persona de las redes sociales si es necesario. Todo esto solo te causará dolor. De modo que olvidar es olvidar.

– No te encierres. Estar acompañado te permitirá aliviar tus pensamientos, enfocarlos hacia la distracción. Por eso es interesante que te rodees de amigos. No te quedes encerrado en tu casa dando vueltas a la ruptura. Despéjate. Conoce a nuevas personas.

– Dedica tiempo a lo que siempre has soñado. Piensa que ahora dispones de un tiempo que antes no tenías. Ahora es el momento de enfocar tus pensamientos hacia esos sueños que pensabas que nunca podrías llevar a cabo. Es el momento de tratar de conseguirlos. Esto, además de distracción, te hará perseguir la posibilidad de ser una persona más feliz de lo que siempre has sido. Piensa así. Puedes hacer un listado de las preferencias y ordenarlas para así comenzar a cumplir tus ilusiones.

– Canaliza tu amor. Tienes a tu familia, a tus amigos e incluso puedes gozar del cariño de una mascota. Debes redirigir tu amor hacia todos esos frentes. Amar es precioso, por lo que perder el amor que pensabas que era para toda la vida no significa que no puedas seguir amando. Simplemente, debes redireccionarlo.

– Borrón y cuenta nueva. No apeles al pasado; mira hacia el futuro. Presente solamente hay uno y exclusivo, por lo que, vive la vida. Disfruta. Busca la felicidad. Debes mostrarte optimista. Piensa en la cantidad de personas que existen en este mundo. Seguro que hay una para ti y que te resultará mejor que la que has conocido. La vida es evolución y tú debes evolucionar. Lo vivido es agua pasada. Haz un borrón y cuenta nueva.

Dejar respuesta