Cómo superar una ruptura sentimental

Hay relaciones que se van viendo desgastadas con el paso del tiempo hasta que llega el momento de la ruptura de la pareja. Es entonces cuando cada una de las partes tiene que rehacer su vida. Si la ruptura ha venido propiciada por solo una de las partes, puede que la otra lo pase muy mal anímicamente porque ya vislumbraba toda una vida junto a esa persona. En este caso, te ofrecemos una serie de puntos para que aprendas a cómo superar una ruptura sentimental.

Cómo-superar-una-ruptura-sentimental– Aceptar las emociones. Es algo común sentirse mal, con tristeza, ansiedad, enfado, frustración… cuando se deja una relación de pareja debido a que toda tu vida da un giro. Es entonces cuando surgen las incertidumbres. Padecer esos momentos altos y bajos anímicamente es normal, por lo que es imprescindible reconocer esas emociones para poder recuperarse lo antes posible. Esas emociones pueden resultar dolorosas, por lo que una reacción natural puede ser omitirlas, tratar de hacer que no existen, pero esto lo único que hará es que se prolonguen en el tiempo. Y como lo que buscas es recuperarte, acepta esas emociones y dedícate un tiempo a la meditación y reflexión, sin omitir tus emociones.

– Hacer una pausa. Hay personas que piensan que lo ideal cuando se finaliza una relación es ponerse a buscar a otra persona que cubra es hueco emocional, pero no es así. Tómate un tiempo para recapacitar, date una pausa. Afronta la vida con calma. Porque hay quienes tratan de mantenerse ocupados todo el tiempo posible y disfrutar de no tener compromiso alguno, pero eso puede acabar pasándote factura en forma de cansancio o estrés. Date ese margen necesario para poder curar las heridas emocionales.

– Compartir los sentimientos. Te sentirás en soledad, pero eso no quiere decir que debas estar solo, al contrario. Debes apoyarte en los demás, sobre todo en esas personas más cercanas y de confianza. Porque la soledad te puede conducir a prolongar en el tiempo el dolor sentimental. No te metas en una burbuja y expresa tus emociones. También puedes recurrir a la escritura. Puedes elaborar un diario en el que vas proyectando tus impresiones y tus sentimientos. Esto te ayudará a sacar de dentro los pensamientos dolorosos y negativos.

– Llorar si se necesita. No es saludable reprimir las emociones y los sentimientos, por lo que debes sacarlos al exterior. Si te encuentras mal y necesitas desahogarte, llora. Así conseguirás expulsar esas energías negativas que llevas en tu interior. Además, después de llorar te sentirás con alivio.

– Mostrarse optimista. Después del mal tiempo viene la calma, de modo que no pienses que el dolor y malestar que sufres serán eternos. Házte a la idea de que es una cuestión temporal. Es cierto que tenías planes de futuro, que la esperanza estaba en tu vida, que tenías sueños por materializar, pero esto no quiere decir que no vuelvas a tener esa sensación. Piensa en que cuando se cierra una puerta, siempre se abren otras. Aprovecha la oportunidad para conocer todo aquello que no has podido o para hacer esos planes que jamás pensaste que podrías llevar a cabo. Abre tus fronteras y sentirás la sensación de libertad y felicidad por ello. No recurras al pasado y vive el presente, porque lo hecho, hecho está. No hay vuelta atrás.

– Haz cosas nuevas. Para que no te instales en una rutina de pesimismo, propónte hacer cosas nuevas a diario. Los planes, las alternativas, son de lo más variadas, busca y encontrarás cosas que te apetezcan hacer, por lo que busca compañía y prepárate. Puedes incluso establecer unos horarios o un calendario para mantenerte con ilusiones y asegurarte una variedad en tus planes. La distracción, con medida, es buena. Porque debes dedicar tiempo a la reflexión, pero también debes descansar tu mente.

– Evita lo que causa dolor, las emociones negativas y los malos hábitos. Cuando uno se encuentra en un estado depresivo o bajo anímicamente hay tentaciones en las que se puede caer fácilmente, como es la fiesta, el alcohol, las drogas, comidas poco saludables… Se acude a estas tentaciones en busca de alivio, pero no es así. De esta manera no se consigue superar un mal momento. Es más, puede conducir a estados peores. Es por ello que debes mostrarte con optimismo. Comienzas una vida partiendo desde cero por lo que tendrás delante tuyo nuevas aventuras y caminos por recorrer.

Si estas en esta situación te recomiendo un libro muy bueno,”7 Pasos Para Olvidar Un Amor” Haz click aquí para adquirirlo.

Dejar respuesta