¿El final es una acción voluntaria?

La impaciencia del conductor del coche Chevrolet Camaro termina mal. Con una actitud al volante sancionable, conduce a toda velocidad por la carretera y adelantando por los dos carriles, cuando se topa con otro conductor que no se deja rebasar, y para ello se empareja con un camión, así, obstaculiza al Camaro. Harto de esperar, el piloto del coche deportivo intenta un loco adelantamiento con fatales consecuencias.


Youtube / Tim Linton

Dejar respuesta