Estas comidas te impiden tener una cintura bonita

Cuando tomas la determinación de que quieres perder peso para disfrutar de una figura esbelta y sexy, hay principios que debes tener en cuenta para no ver frenadas tus intenciones. Se trata de cuestiones que son sencillas, pero que sin embargo tienen un papel importante, tanto que finalmente determinarán si tienes éxito o fracasas en tus intenciones de tener una cintura bonita.

Seguramente, los hábitos alimenticios sean el fundamento más relevante de todos. De hecho, si quieres verte bien, debes alimentarte bien. Ten en cuenta que somos lo que comemos. O sea, los alimentos son la gasolina para que el cuerpo funcione correctamente y se forme de un modo u otro. Si no comes lo debido, no contarás con la energía necesaria para realizar tus actividades diarias y esto afecta, más allá de en la figura de tu cuerpo, en los estados de ánimo y los cambios de humor. Además, una correcta alimentación también es imprescindible para poder llevar a cabo ejercicios que tonifiquen tu cuerpo, para que consigas una esbelta cintura.

tener una cintura bonitaPor eso, el mejor modo de obtener esa energía es ingerir las comidas más apropiadas y, en consecuencia, evitar la inapropiadas. Los alimentos integrales y los naturales te ayudarán a llevar una alimentación saludable.

Por contra, hay alimentos que destruirán tus intenciones y cualquier resultado que desees obtener con tu empeño. Puede que realices ejercicios, que tengas unos horarios apropiados para las comidas, pero si no sabes elegir los alimentos, todo el trabajo bien hecho se puede venir abajo. Los alimentos que debes evitar frustrarán el esfuerzo diario y, en consecuencia, los resultados que persigues.

Si quieres alcanzar ese cuerpo escultural que ansías, evitando los alimentos que no son apropiados podrás quemar grasa de una manera más rápida y sencilla. Aquí te vamos a mostrar tres alimentos que pueden frenar tus resultados. Se pueden considerar enemigos para la pérdida de peso.

El azúcar.
Siempre hemos oído que el azúcar es malo porque afecta a los dientes, pero la consecuencia de comer azúcar sin medida puede ir mucho más allá. En general, su abundancia no es buena, al contrario. Ten en cuenta que muchos de los alimentos traen de por sí sus propias cantidades de azúcar, pero si encima presenta un añadido adicional, todavía es peor, sobre todo, cuando lo que pretendes es perder peso.

Al tomar azúcar, los niveles de azúcar en la sangre se aumentan y esto hace que en tu cuerpo es produzca mucha insulina, una hormona que activa a tu cuerpo para el almacenamiento de grasa. O sea, si los niveles de insulina de tu cuerpo son elevados, el cuerpo deja de quemar grasa. En ese momento, todos esos alimentos que contienen elevados niveles de azúcar se trasladan a las zonas del cuerpo que no deseas, como el vientre o los glúteos. De modo que si quieres que esto no suceda, evita el azúcar.

Harina blanca.
Con este producto de nuevo aparece la insulina. Las comidas de harina blanca, como el pan blanco, la pasta, el arroz blanco u otros, generalmente han sido despojados de sus vitaminas y minerales naturales, debido a que han sido procesados varias veces. Suelen estar compuestas, mayoritariamente, por azúcar corriente. Esto proporciona al cuerpo una explosión de energía, así como una posterior recaída de la energía.
Al consumir este tipo de alimento, se descomponen rápidamente en azúcar, lo que hace que se libere más insulina y tu cuerpo, como se ha dicho anteriormente, se active para el almacenamiento de grasa.

Comidas procesadas.
Se suele decir, como principio general, que todos aquellos alimentos que se vendan en caja o bolsa, no son los más saludables, principalmente porque están procesados y no son frescos o naturales. Las tortas, las galletas, las patatas fritas… La mayoría de estos alimentos se han creado en base a ingredientes artificiales, como pueden ser las grasas hidrogenadas, que obstruyen las arterias, no facilitan la fluidez de la sangre y hace que se engorde. Además, cuentan con elevados niveles de azúcar. Otros, como los enlatados o los envasados poseen componentes que alteran la vida natural de los productos, tipos de adulterantes, que no son lo más sano.

En general, cuando no tengas la seguridad de llevar a la boca algo sano, echa un vistazo a la tabla de componentes del producto. Cuando ves nombres difíciles de pronunciar o desconocidos para ti, en muchos casos son componentes no muy sanos.

Tener que estar pendiente de lo que uno se lleva al estómago no quiere decir que tengas que ser una persona aburrida ni obsesiva. Tampoco significa que debas pasar hambre o comer cosas que no te gustan. No hace falta comer comidas insípidas para conseguir un cuerpo perfecto. Incluso, puedes encontrar comidas dentro de las recetas que sirven para quemar grasa que te sorprenderán al verlas y llevarlas a la boca.

Muchas de estas recetas pueden conseguirlas en el libro ‘Quemando y Gonzado’. Se trata de un increíble método diseñado por Ingrid Macher que sirve para perder peso sin sufrimiento y con resultados satisfactorios. De hecho, en su caso particular, según cuenta basándose en su propia experiencia, que ha conseguido perder 25 kilos de grasa en apenas 90 días.

Echa un vistazo pinchando aquí.

Macher colgó un vídeo en el que puedes ver cómo perder paso. En él se explica exactamente cómo hizo ella para lograr estos resultados. Si quieres seguir el ejemplo, da un paso adelante y empieza a disfrutar de un cambio. Observa lo que puedes conseguir.

Pulsa en este enlace si deseas ver transformaciones que se han llevado a cabo gracias a este método. Toma nota y mira cómo puedes conseguir tu propia transformación.

Dejar respuesta