Este oso busca compañía

Un fotógrafo de la naturaleza salvaje se encuentra en la montaña tomando imágenes cuando de pronto surge un acompañero inesperado. Atento a la sangre fría de este naturalista, que en lugar de huir se queda tomando imágenes de este oso que aparece de la nada. Una secuencia que demuestra que un animal salvaje puede actuar como si de un ser humano se tratase. Este oso, por ejemplo, se sienta tranquilamente a contemplar las vistas del maravilloso paraje que está fotografiando este especialista. Observa el último fragmento del vídeo, que hace ganar peso a las imágenes. ¿Y tú, que harías en su lugar? ¿Serías capaz de mantener semejante calma ante tan espectacular situación?


Fuente: Youtube/ jprocdaddy/ crédito de Drew Hammond

Dejar respuesta