Increíble construcción con árboles vivos

Barry Cox salió un día por la puerta de atras de su casa y viendo el espacio vacío ante él decidió construir una iglesia con árboles vivos.

construcción-con-árboles-vivos   Fuente:TreeChurch

Según podemos leer en el portal digital Faith Is Torment la hazaña de construir una iglesia con árboles vivos. Que fue motivada por el espacio que tenía detrás de su casa, le ha llevado a Barry Cox más de cuatro años de trabajo. La tarea comenzó en abril de 2011 en Cambridge, Nueva Zelanda.

Su afición a visitar iglesias alrededor del mundo y estudiar la aquitectura le ayudó para realizar el centro de oración perfecto. Empezó realizando una estructura de hierro y teniendo en mente que las paredes y  el techo debian ser diferentes en cuanto a composición. Con esta máxima escogió el aliso para la parte superior de su construcción, por que se trata de un árbol muy flexible que con el paso del tiempo se ha ido adaptando a la inicial estructura metálica. Además  se trata de un árbol muy resistente al agua. De hecho, los cimientos de los edificios de la ciudad de Venecia están fabricados de madera de aliso.

Otra característica que le convenció para utilizar este tipo de árbol es su hoja caduca, lo que permite la entrada de luz en invierno y que ayuda a conservar el césped que hace de suelo.

Para las paredes escogió árbol de té australiano, por su tonalidad oscura muy parecida a la piedra y su fuerte tronco. En interior está lleno de flores de diferentes especies y colores que hacen del lugar una maravilla viva y natural con capacidad para 100 personas.

La finalidad de Cox a la hora de iniciar esta espectacular construcción era vivir en ella sus momentos de retiro espiritual, pero resulta que al finalizar esta obra de arte su hazaña corrió boca en boca y pronto vio que su genial iglesia comenzo a ser deseada para organizar eventos públicos y privados.

 

Dejar respuesta