Las 10 cosas que no sabías del Monopoly

Es uno de los juegos de mesa más populares de todos los tiempos. Gana quien más propiedades o dinero tiene. Un juego de estrategia que todo el mundo conoce. Pero ¿también sabías esto? Te exponemos las 10 cosas que desconoces del Monopoly.

Las 10 cosas que no sabías del Monopoly

1. Billetes de verdad. No se habían equivocado en la fábrica, tampoco es era broma. Los fabricantes anunciaron que habían introducido billetes reales en una de las cajas del juego. El afortunado que compró el juego de mesa premiado fue un francés, que abrió la caja y se encontró billetes por un valor de 20.580 euros. Además, en otros 79 sets también hubo billetes, aunque en menor cantidad económica.

2. La sexta personas más rica del mundo. Milburn Pennybags, el señor bigotudo con un bombín y un bastón que sale como icono del juego del Monopoly, según Forbes, es el sexto hombre de ficción más rico del mundo.

3. Crea tus propias reglas. Sucede como en otros tantos juegos. En el Monopoly hay cantidad de formas de jugar. En cada zona o cada casa se juega de un modo. De ahí que los fabricantes hayan querido sumarse a estas maneras aportando una recopilación de reglas caseras en un manual. Lo importante, al fin y al cabo, es divertirse.

Monopoly-10-cosas-que-no-sabías-juego-de-mesa-estrategia-dinero-riqueza-lujo4. Dirigido contra las grandes riquezas. A pesar de que el objetivo para ganar sea el de acumular riqueza, la versión de 1903, la primera, creada por Elizabeth Magie, tenía la voluntad de mostrar los males de la acumulación de riqueza, la maldad de los monopolios. Las partidas eran de dos rondas, en la primera se jugaba de un modo similar al actual y en la segunda se jugaba en modo cooperativo.

5. El Mundial de Monopoly. Lo tienen la mayoría de los deportes. En este caso, es un juego de mesa, pero tan popular que también lo tiene. Se trata del Campeonato del Mundo. Desde la década de los años 70 se viene celebrando de un modo irregular, cada cuatro o cinco años. Así que, si eres sumamente bueno, aún estás a tiempo de ser campeón del mundo en algo.

6. Salir de la cárcel, literalmente. Durante la Segunda Guerra Mundial, el servicio secreto británico, mediante organizaciones benéficas inexistentes, hizo uso del juego para tratar de ayudar a presos a salir de las cárceles, metiendo dentro de las cajas todo tipo de artefactos que pudieran ser útiles para tales fines.

7. Las fichas tienen su sentido. Las fichas pueden ser todo tipo de objetos. De hecho, esa es la idea original. Se pretendía que cada persona emplease objetos personales a modo de amuletos. Actualmente se conserva ese espíritu. El perro se considera que es el de Milburn Pennybags, el citado icono ficticio del juego. Por petición popular se ha decidido últimamente incluir el gato. Además, hay una bota, una carretilla… Son símbolos de los trabajadores de la década de los años 30. O sea, todo tiene su sentido.

8. La partida más larga de la historia. Se calcula que puede haber unos 1.000 millones de personas que en alguna ocasión han jugado al Monopoly. Si bien, la partida más larga de la historia reconocida es una de 70 días. También es verdad que la duración depende de cómo se esté jugando, de si se usan reglas inventadas o no.

Monopoly-10-cosas-que-no-sabías-juego-de-mesa-estrategia-dinero-riqueza9. Un juego para cada tipo de jugador. Las ediciones de este popular juego son muchísimas. Algunas de las más peculiares y exclusivas han sido, por ejemplo, una con un coste de dos millones de dólares estando elaborados las casas, el dado, las fichas… con oro, rubíes o zafiros, u otra versión echa con chocolate realizada por Neiman Marcus en 1978.

10. Salto al cine. Hay un proyecto que pretende sacar al cine una película del Monopoly. El guión está avanzado. Por lo que el imperio del Monopoly seguirá creciendo.

Fuente: Huffington Post

Dejar respuesta