Las 10 cosas que una mujer segura de sí misma hace en la cama

Si todavía no sabes con qué clase de mujer estás, si deseas conocerla mejor, atento a estos puntos, porque pueden definirte a la persona con la que compartes tus ratos íntimos. Si eres mujer, estos puntos pueden servirte para comprobar el grado de seguridad que tienes en ti misma. También puedes tomar nota para conseguir estar segura de ti misma o, si no lo eres, para aparentar que sí lo eres. A continuación te mostramos las 10 cosas que una mujer segura de sí misma hace en la cama. Si deseas llevar las riendas en los momentos más íntimos, leer esto te ayudará.

cosas-que-una-mujer-segura-de-sí-misma-hace-en-la-cama– Iniciativa. Aquellas mujeres que se sienten seguras de sí mismas no tienen inconvenientes a la hora de asumir la iniciativa en los momentos más íntimos, como puede ser el cuando se está en la cama en pareja. Este tipo de mujer, en caso de tener ganas de mantener relaciones sexuales, llevan la iniciativa sin aguardar a las acciones que emprenda la otra persona. Son mujeres que, en caso de que quieran algo en la cama, te lo pondrán más sencillo, por ejemplo, esperando con ropa interior sexy.

– Sin tapujos. Una mujer segura de sí misma siempre dice lo que piensa, sin temores a que no guste. No poseen tapujos y expresan lo que necesitan en la cama. Esto es una ventaja para la otra persona, porque conocerá de primera mano los gustos de su pareja, especialmente cuando se lleva poco tiempo juntos. Esta clase de mujeres no tienen la necesidad de simular orgasmos, al revés, llegan porque tienen y dan un importante grado de confianza y seguridad.

– Sin miedos. En caso de que sea complicado llegar al orgasmo, este tipo de mujer no tendrá inconvenientes en proponer nuevos juegos. Por ejemplo, no tienen problemas a la hora de introducir en las relaciones juguetes sexuales que beneficien el placer en el momento de mantener relaciones. Son mujeres que no tienen vergüenzas a la hora de mostrar sus necesidades. Pueden visitar un sex shop sin ruborizarse ni sentir vergüenzas.

– Admiten sus necesidades. Este tipo de mujeres no tienen problemas a la hora de admitir sus necesidades, como pueden ser las de darse placer. Es por ello que no solamente se masturban con frecuencia, sino que además no tienen inconvenientes a la hora de reconocérselo a su pareja. Lo conciben como algo natural el recurrir al placer y el disfrutar de las relaciones sexuales. Esto permite explorar en la búsqueda del placer y también ayuda a que las mujeres se sientan mejor con sus cuerpos.

– Sentido del humor. Cuando se está en pleno acto en la cama pueden surgir contratiempos, como caídas, errores o cualquier otra cosa. Estas mujeres no tienen problemas cuando este tipo de cosas suceden, puesto que tienen sentido del humor y saben reírse de cualquier situación porque sienten seguridad y confianza. Con esta manera de ser es más complicado que haya factores que pueden detener el idílico momento de intimidad.

– Nada que esconder. Hay mujeres inseguras que sienten la necesidad de realizar el acto sexual con la menor luz posibles. No es el caso de las mujeres seguras de sí mismas en la cama, puesto que estas incluso están dispuestas a que se pueda ver y disfrutar de las vistas. Al estar seguras de sus cuerpos, no tienen problemas en que haya luz.

– Desinhibición. Estas mujeres no solamente están dispuestas a practicar sexo con la luz encendida, sino que además pueden estar dispuestas a grabarse mientras mantienen relaciones. Esto consigue que se potencie el deseo y el vínculo entre la pareja. Son mujeres desinhibidas que se muestran abiertas a nuevas experiencias precisamente porque parten de la seguridad y confianza.

– Conocimientos. Las mujeres seguras de sí mismas en la cama incluso poseen unos conocimientos amplios en la materia. Esto quiere decir que han recurrido o recurren a la literatura o el cine para conocer nuevas experiencias que puedan trasladar a sus relaciones. Estas exploraciones aportan conocimientos que permiten incrementar el placer durante el acto. Con esta filosofía de conocer, de encontrar novedades, consiguen que la pasión se mantenga encendida.

– Miradas. Las mujeres seguras emplean con frecuencia el contacto visual, con el que consiguen una mejor conexión con sus parejas. No solamente las gusta mirar, sino que también las encanta ser miradas. Las gusta sentir ese intercambio de deseo y amor a través de las miradas.

– Exhibicionismo. Al ser amantes del contacto visual, disfrutan mostrándose. De modo que este tipo de mujer no se desnuda dentro de la cama, bajo las sábanas, sino que aprovecha cualquier situación para captar una mirada porque sienten orgullo de sus cuerpos, como puede ser por ejemplo con un striptease que caliente el ambiente. Será un modo además de demostrar la disposición y apetencia.

Dejar respuesta