Las 8 razones de por qué debes reír todos los días

Todo el mundo es consciente de que reírse es saludable, pero ¿por qué no lo hacemos más a menudo? ¿Eres de los que ofrecen sonrisas, de los que acostumbran a reírse de todo o eres de los que les cuesta sonreír? Cuando se hace una forma natural, debes saber que es bueno tanto para el cuerpo como para la mente. Y todo el mundo persigue la felicidad, ¿no es así? Te exponemos argumentos con base científica. Te presentamos las 8 razones de por qué debes reír todos los días. Es una propuesta de Guía Espiritualmente.

razones de por qué debes reír todos los días

Libera endorfinas. Las endorfinas son unos neurotransmisores del cuerpo que aportan sensación de felicidad y reducen los niveles de tensión. Los neurotransmisores se liberan con el mero movimiento que se realiza al sonreír, tensando y destensando los músculos de la cara que permiten hacer el gesto de reír.

Reduce el cortisol. A medida que se incrementan los niveles de endorfinas, el cortisol, que es la hormona del estrés, reduce el cortisol. Esto hace que al reír tengamos una sensación menor de agobio y tensión. La risa permite la sensación de felicidad.

Expande los pulmones. Cuando sonreímos, los pulmones se expanden más de lo común. De esta manera, el oxígeno de las células se repone y eso reporta alivio, a la par que también vitalidad.

Relaja los músculos. Al sonreír, el cerebro recibe mensajes de tranquilidad y eso hace que nuestro cuerpo expulse el estrés acumulado, a la vez que hace que los músculos se relajen.

razones de por qué debes reír todos los díasAporta optimismo. Cuanto más se ríe una persona, más mensajes manda al cerebro y gracias a ello esto se puede generar un hábito de recepción de señales positivas. Esto hará que tengamos una mayor felicidad en términos generales y que nos sintamos más colmados de energía positiva.

Es contagioso. Reír permite que transmitir felicidad y, por tanto, favorecer que otros se rían. Al igual sucede con nosotros cuando vemos sonreír a otras personas. Las probabilidades de reír son muchas.

Genera buen ambiente. La consecuencia de contagiar la risa es que, en resumidas cuentas, se genera buen ambiente y ameniza los malos o complicados momentos, por ejemplo, es lugares como el trabajo, donde se acumula gente que a su vez acumula estrés.

Reduce los temores. Reírse también aporta valentía, porque uno aprende a tomarse con humor incluso las situaciones complicadas. Esto se torna en una manera de combatir los temores.

Para comenzar a practicar la terapia de la risa diaria te recomiendo una fantástica guía, haz click aqui.

Dejar respuesta