Las bolsas para el almacenaje de leche materna Philips Avent SCF603/25 son la mejor manera de conservar la leche para tu bebé

Estimado lector, en este artículo vamos a llevar a cabo una revisión de producto, concretamente de las bolsas para el almacenaje de leche materna Philips Avent SCF603/25. Se trata de un método de garantías para cubrir las necesidades de lactancia de tu bebé.

bolsas-para-el-almacenaje-de-leche-materna

Respecto a las características básicas del producto, este paquete de bolsas contiene 25 unidades que poseen un tamaño de unos 15 centímetros de altura hasta el cierre y poco más de 8 de ancho y una capacidad de 180 mililitros. Las bolsas, con cierre de seguridad, son aptas para el congelador o el frigorífico. Están pensadas para bebés de a partir de un mes.

Para comenzar, hablamos de un producto que se presenta como un envase muy cuidado. Son bolsas de plástico, pero libres de BPA que además están embellecidas con dibujos. A pesar del material, las bolsas no se escurren, lo que hacen que resulten seguras, cómodas y fáciles de manejar. A este aspecto le dan importancia aquellas personas que han probado algunos otros envases transportadores de leche materna, los cuales, al mojarse, se vuelven problemáticos.

Llenar las bolsas es sencillo. De hecho, la bolsa va adquiriendo forma desde abajo, donde comienza a ensancharse a medida que se va llenando. Durante este proceso, la bolsa puede sostenerse de pie para que se pueda ir viendo la medida. Si bien es cierto que, al tratarse de una bolsa, con un material flexible, no es tan exacta como un biberón, pero se supone que antes de empezar a rellenar la bolsa ya se ha llevado a cabo una medición mediante el biberón, el vaso VIA o cualquier otro recipiente que pueda cumplir esta función de medición. Es por ello que esto no es un inconveniente.

Una vez que se ha llenado la bolsa, lo apropiado es cerrarla, tratando de evitar que se quede aire dentro. Para ello, con la bolsa en una posición vertical, se debe doblar el espacio sobrante a fin de expulsar el aire. Una vez que se haya realizado esta operación, el cierre posee un doble zip que hace que su función sea completamente segura. A juicio de los usuarios, el cierre no permite fugas, lo cual es fundamental. Pero es que además no hay fugas ni al congelar las bolsas ni tampoco al descongelarlas, lo cual sí ocurre con otro tipo de bolsas para el almacenaje de leche materna. En el caso de estas bolsas Philips Avent, al congelarlas y expandirse, los cierres no se abren.

las-bolsas-para-el-almacenaje-de-leche-materna-philips

En este proceso de utilización, seguramente la parte más compleja llegue cuando se vaya a completar el trasvase de la leche de las bolsas al biberón, esto es debido a que el material de las bolsas no es rígido. Pero como todo, con un poco de cuidado no habrá ningún problema.

Destacar entre las virtudes de este producto, como hacen saber los usuarios, que las bolsas permiten una escritura en su solapa sin verse dañadas, lo que permite clasificar las bolsas, ideal para el almacenaje y la conservación apropiada. Asimismo, las bolsas vienen preesterilizadas, de hecho, vienen con otro cierre zip para que no pierdan esta propiedad.

En términos generales, cabe decir que se trata de un producto sumamente práctico para aquellas madres que apuestan por la lactancia materna. Avent, nuevamente, no defrauda con este producto. Por poner una pega al producto, citar que la boca de llenado quizás sea demasiado estrecha, en comparación con otras bolsas de otras marcas. Aunque esto puede ser una cuestión de gustos, ya que son adecuadas para realizar trasvases de biberón a bolsa y viceversa. Si bien, en caso de emplear un vaso VIA, puede que sea demasiado ancho para la boca que poseen las bolsas. Este problema deja de serlo en caso de que estas bolsas se empleen conjuntamente con un sacaleches. En caso de emplear el vaso VIA, si no se le quita el adaptador para sacaleches, no hay ningún inconveniente de estrechez de las bocas.

Para concluir, destacar también la calidad de los materiales y el acabado, que hacen que sea un producto resistente, duradero y a un precio muy asequible, tanto que invita a probarlo. Todo ello son garantías de una buena compra, tal y como indican clientes que han apostado por este producto, en su inmensa mayoría satisfechos por la adquisición de las bolsas de almacenaje de leche materna Philips Avent. Son prácticas y con un diseño inequiparable en el mercado actual, lo que potencia la relación calidad-precio del producto.

Si estás interesado, puedes adquirir este producto sin sobrecoste alguno haciendo click aquí

Dejar respuesta