Las preguntas que solo se pueden responder con mentiras

Mentir es algo que está mal valorado socialmente. De hecho, nadie reconocerá que le gustan las personas mentirosas. Sin embargo, todo el mundo ha mentido en alguna ocasión. Es más, hay ocasiones en las que solo la mentira sirve. Sobre todo, cuando se realizan ciertas preguntas. ¿Quieres saber cuáles son las preguntas que solo se pueden responder con mentiras?

preguntas que solo se pueden responder con mentirasAl leerlas, seguramente te sentirás identificado. Entonces te darás cuenta de que tú también eres un mentirosillo. Pero no te preocupes, lo hace todo el mundo y eso no quiere decir que no haya ninguna buena persona en el mundo…

1- Tu mejor amiga o tu pareja te pregunta: “¿Estoy gorda?”.
Respuesta: “Noooo. Estás fantástica” (un poco de ejercicio no te vendría mal…).

2- Cuando una de esas dos personas, tu novia o amiga, te pregunta: “¿Cómo me sienta este vestido?”.
Respuesta: “Genial” (a mí me gustaba más el otro…).

3- Cuando llegas a una boda y alguien te pregunta: “Están hechos el uno para el otro, ¿a que si?”.
Respuesta: “Son como dos gotas de agua” (son como el día y la noche…).

4- Cuando un hijo hace algo de comer y pregunta: “¿Está rico?”
Respuesta: “Mmm, está riquísimo” (pero piensas: eso sí, no vuelvas a ponerte en la cocina).

5- Cuando un bebé acaba de nacer y su madre pregunta: “¿A que es precioso?”
Respuesta: “Se parece mucho a ti, es muy guapo” (¡pero si es horroroso! ¿Tú no lo ves?).

6- Cuando alguien te presenta un trabajo que acaba de realizar y pregunta: “¿Qué te parece?”.
Respuesta: “Está muy bien” (pero piensas que cambiarías el trabajo de arriba a abajo).

7- Cuando una persona te ofrece una cita preguntando: “¿Quieres salir conmigo?”.
Respuesta: “Es que tengo que hacer un trabajo…” (o sea, hoy no puedo, ni nunca podré).

8- Cuando un amigo te cuenta algo que te aburre y pregunta: “¿Qué te parece?”.
Respuesta: “Bien, bien” (y verdaderamente te estás preguntando de qué te hablaba).

9- Cuando has quedado y llegas tarde al sitio y te preguntan: “¿Por dónde andas?”.
Respuesta: “Estoy llegando” (pero todavía no has salido de casa).

10- Cuando un amigo está en tu casa y pregunta: “¿Te importa si cambio de canal?”.
Respuesta: “No, no, pon lo que quieras” (pero la serie de turno te aburre a rabiar).

11- Cuando has tenido un mal día y te pregunta: “¿Qué tal estás?”.
Respuesta: “Muy bien” (pero te sientes como para que te tiren a la basura).

12- Cuando te preguntan: “¿Cuántos años crees que tengo?”.
Respuesta: “Te veo muy joven” (pero piensas en una cifra y tratas de restar 5 o 10).

13- Cuando un amigo te presenta a su nueva pareja y pregunta: “¿Qué te parece?”.
Respuesta: “Es muy majo/a” (pero piensas que no te da buena espina).

14- Cuando te pregunta por el nuevo corte de pelo que se han hecho: “¿Cómo me ves?”.
Respuesta: “Te sienta muy bien” (pero sientes que ese corte solo le sienta bien al famoso de turno).

Dejar respuesta