Leyendas inciertas sobre las mujeres y el sexo

En la sociedad hay impuestas muchas leyendas que, al perdurar el en tiempo, terminan dándose por ciertas. Pero aquí podrás comprobar que no es así. En este artículo vamos a demitificar afirmaciones que se dan por ciertas pero que realmente no lo son. Esta ideas son extraídas de autor del libro ‘Dont swallow your gum!: Myths, half-truths, and outright lies about your body and health’ (No te tragues el chicle: Mitos, verdades a medias y mentiras sobre tu cuerpo y salud), escrito por el doctor Aaron Carroll y la doctora Rachel Vreeman, y que han sido recogidas por el diario ABC. Te presentamos las leyendas inciertas sobre las mujeres y el sexo más populares enrocadas en la sociedad actual.

Leyendas inciertas sobre las mujeres y el sexo1. Los médicos pueden descifrar si una mujer es virgen o no. Según Rachel Vreeman, “algunos creen que el himen funciona como un sello de la vagina. Al menos hasta que se pierde la virginidad. Pero no es así. En los casos en que esto ocurre, los periodos se acumulan dentro del cuerpo y pueden derivar en serias complicaciones médicas”. Son palabras que se han ilustrado en la revista Live Science y que figuran en el citado diario. Hablan sobre una leyenda que está muy impuesta, pero que no es verdad, debido a que resulta imposible saber si un himen ha resultado perforado mediante un examen médico o no.

2. Los antibióticos pueden hacer inútiles a los anticonceptivos. Muchas mujeres piensan que tomar antibióticos puede hacer que el método anticonceptivo de las píldoras no sea eficaz. Pero tal y como sostiene el doctor Aaron Carrol, “las píldoras fallan en un 1% de los casos y ese rango no se modifica al ingerir medicamentos”. Solamente podría darse una excepción, que es el caso de la rifampicina, que es una medicina que se toma para combatir la tuberculosis y que sí que hace que se reduzcan las hormonas que previenen el embarazo.

3. La menopausia reduce el deseo sexual. Se cree que la edad es un contratiempo que juega en contra de las relaciones sexuales, pero eso no es así. El deseo y la apetencia no desaparecen. Ni tampoco la práctica. Siempre y cuando se quiera, claro. “A pesar de que los cambios hormonales pueden influir a la hora de quitarles las ganas a algunas mujeres, no hay una relación directa entre la menopausia y la falta de deseo sexual”, sostiene Vreeman.

4. No se puede conseguir un embarazo durante la menstruación. No es común, pero sí puede darse el caso de que una mujer en periodo de menstruación se quede embarazada. Esto es porque el cuando el esperma accede al cuerpo de la mujer la ovulación puede esperar y darse en una semana. Esto hace que la unión del esperma en el óvulo, cuando se ha dado con una semana de antelación o posterior a la menstruación puede traer un embarazo. Al respecto, Carrol asegura que “nada es imposible”.

Dejar respuesta