Lo que no debes hacer antes de practicar ejercicio

El ejercicio es saludable, pero si antes de comenzar haces alguna de estas cosas estarás reduciendo el provecho de tu entrenamiento. Por eso, si quieres exprimir tu tiempo dedicado a la actividad debes tener en cuenta cosas que deben considerarse prohibidas.

Salud_consejos-no-debes-hacer-ejercicio-beber-agua

Salud_consejos-no-debes-hacer-ejercicio-beber-aguaBeber agua en exceso. Hay que estar hidratado, de acuerdo, pero si te hinchas antes de comenzar a hacer ejercicio tendrás sensación de hinchazón, lo que seguramente termina mermando en tu actividad. Puedes incluso a perder energía. Hay que hidratarse, pero se debe hacer con medida. Hacerlo a intervalos frecuentes es lo más aconsejable.

Comer demasiado. Al igual que con la gran ingesta de agua, la sensación de hinchazón será un problema. El estómago no ha terminado de hacer la digestión y puede darte un corte. En el mejor de los casos, puede producir ardores de estómago. Lo seguro es que te sentirás con menos fuerzas, pues el esfuerzo de tu cuerpo estará focalizado en el estómago y no en tus músculos.

Salud_consejos-no-debes-hacer-ejercicio-estiramientoNo estirar o hacerlo en exceso. No estirar favorece las lesiones de todo tipo, porque al exponer el cuerpo al ejercicio aún no está caliente, y es como si recibiera sustos. Estirar en exceso también puede ser contraproducente, por la misma razón. Al cuerpo hay que ir adaptándolo al ejercicio de forma paulatina. Se debe dedicar tiempo a este proceso.

Tomar alcohol. Disminuirán tus capacidades, por lo que se verá reducida tu intensidad. No serás capaz de llevar a tu cuerpo hasta donde podrías hacerlo sin esa dosis de alcohol dentro de ti. De modo que si buscas optimizar tu rendimiento cuando haces ejercicio, el alcohol te lo impedirá. Además, produce somnolencia, reduce tu capacidad de control y baja el nivel de azúcar en la sangre, por lo que te verás más cansado, y dentro de estos márgenes, la posibilidad de aparición de lesiones es más factible.

Tener una exigente sesión de sexo. Si llegas a tu entrenamiento agotado físicamente, lógicamente no podrás rendir de manera óptima.

 

Fuente: Women’s Health

Dejar respuesta