Los 18 pensamientos que tienes al llegar a la treintena de años

Has cambiado de primera cifra en tu edad. Ya eres esa persona a la que veías mayor hace nada. “¿De verdad?”, te cuestionas. Te asaltan las cuestiones. Ahora quieres una prórroga, te sientes joven y los mayores son las personas que tocan a la cuarentena de años. Aquí te exponemos los 18 pensamientos que tienes al llegar a la treintena de años.

Los 18 pensamientos que tienes al llegar a la treintena de años

1. Miro atrás y me doy cuenta de que soy esa persona mayor que diez años atrás consideraba que eran las personas con 30 años. ¿De verdad me ven ahora tan mayor como lo hacía yo?

2. Sigo pensando en cuándo tendré un trabajo fijo y bien remunerado y podré asentar mi vida y mis relacione sentimentales, mientras que mis padres ya tenían la vida asentada, con hijos y casa propia a mi edad.

3. Mi entorno comienza a tener hijos y casa. ¿Por qué yo no? Voy atrasado.

4. Soy el único que aún no se plantea tener hijos, principalmente porque no tengo pareja ni tampoco medios para planteármelo.hombre-pensativo-30-años

5. No soy capaz de ahorrar, ¿cómo me voy a comprar una casa? Gastaré mientras tanto en ropa.

6. ¿Me pega seguir llevando playeras, camisetas y pantalón corto?

7. Me siguen gustando los grupos de música que me cautivaban a los 15 años. ¿No maduro?

8. Los veinteañeros son muy niños.

9. Las resacas me matan. Me estoy haciendo mayor.

10. Usas expresiones de tus padres.

11. Te han llamado hombre o señora. ¿Así me ven?

12. ¿Se me hapensamientos-con-30-años- pasado el arroz? ¿Podré hacer esas cosas o planes que siempre he pensado que son de jóvenes?

13. Me canso en los conciertos estando tanto tiempo de pie.

14. No necesito ir de fiesta para pasármelo bien. Una terraza o un día de playa me puede hacer igual de feliz.

15. ¿Tengo que asumir ya responsabilidades? Seguramente, no. Me queda tiempo por delante para hacerlo.

16. Hace media vida que conozco a mis mejores amigos.

17. Soy más respetuoso. No me reiría de un profesor. ¿O sí?

18. Comienza una nueva vida. Pero, ¿qué voy a hacer hoy que sea diferente a lo que hacía a los 25? ¿Debo deprimirse?

Fuente: Cosmopolitan

Dejar respuesta