Los 25 planes para no gastar dinero

La situación económica global no está como para echar cohetes, por eso en este artículo te proponemos una serie de planes que podrás llevar a cabo sin tener que gastar dinero. Para que veas que la diversión no está reñida con la falta económica o la voluntad de ahorrar, te sugerimos una serie de actividades o ideas. Se trata de planes que se pueden llevar a cabo en cualquier momento en los que se disponga de tiempo libre, ya sea fines de semana, vacaciones o cualquier otro momento. Esta lista te ahorrará esas dudas de “¿qué hago? Me aburro”. Echa un vistazo y recoge las propuestas, porque aburrirse y no saber aprovechar el tiempo no es saludable. Estos planes podrás disfrutarlos con cualquier persona, ya sea con tu pareja, tu familia o tus amigos. Te ofrecemos los 25 planes para no gastar dinero. Con ellos no hace falta que mires tu cartera.

Los-25 planes-para-no-gastar-dinero-ahorrar-tiempo1. Salir a pasear. Esta, como otras, es una actividad que favorece la relajación y favorece a la salud de tu cuerpo, y que, si vas en compañía, fomenta el diálogo. Es muy sano. Sal de casa sin destino o fíjate un rumbo antes de salir.

2. Hacer deporte. Coge tu bicicleta y sal a dar una vuelta o el balón o la raqueta… Pero el deporte sirve para distraerse, para divertirse. Llama a los amigos y queda para jugar un partido o para dar un paseo en bicicleta. Piensa en la cantidad de deportes que hay y escoge uno o básate en qué complementos tienes en casa para poder practicarlos. Si estás apuntado a un gimnasio o a un club deportivo, ya tienes opciones.

3. Jugar a juegos de ordenador, de la consola, a juegos de mesa o a las cartas. Están inventados expresamente para ello, para la diversión. Si ya los tienes en tu casa, no tienes que invertir absolutamente nada. Puede llamar a unos amigos y jugar una partidas. Si además a eso le añades algo de picar, mejor. En caso de que no dispongas de nada de lo anteriormente dicho, siempre te quedarán los juegos de manos, tipo ‘piedra, papel o tijera’ o de palabra, como ‘adivina, adivinanza’.

4. Ver una película. Prepara una merienda si tienes tiempo y ganas, llama a los amigos e invítales a ver una película. Cuando termine, siempre podréis quedaros charlando un rato sobre lo que acabáis de ver.

5. Crear recetas de cocina. Seguro que tienes en mente alguna receta que has visto en el televisor o que te ha dicho algún conocido. Pues puede que sea el momento de llevarla a cabo. Si no, siempre te quedará la opción de internet para localizar algún plato que quieras cocinar. Si no es el momento de una de las principales comidas del día piensa en un pastel, por ejemplo. Lo bueno es que hay todo tipo de recillas para todo tipo de ingredientes y con diferentes dificultades.

6. Hacer manualidades. Simpre hay tiempo para meterse en el mundo de las manualidades. Echa un vistazo en internet y mira a ver qué puedes hacer. Si no tienes acceso a internet, piensa en cosas como accesorios, tipo collares o pulseras. También pñuede hacer, por ejemplo, figuras con papel.

7. Fomentar la actividad de la mente. Puede entrenar el intelecto con juegos como los crucigramas, sopas de letras o los sudokus. Además de jugar, estarás haciendo que tu mente trabaje, que mantenga la actividad, lo cual es muy positivo.

8. Montar un picnic o una merendola. Puedes invitar a la familia o amigos a salir al monte, al parque o a la playa para disfrutar de un picnic o una merendola. Puedes hacer tú todo el trabajo de la comida, la puedes encargar a un establecimiento o incluso puede proponer que cada una de las personas lleven alguna especialidad que sepan cocinar. Así, el picnic se convertirá en una cata de alimentos.

9. Pintar. Hay muchos métodos para pintar. Puede hacerlo con un lápiz, con un bolígrafo, con acuarela, al óleo… Si estás solo y no sabes cómo distraerte, puede ser un buen plan. No importa que tengas dotes o no. Si nunca se te ha dado bien la pintura, puedes elegir dibujos abstractos o optar por hacer ‘colage’. Con esta actividad estarás potenciando tu ingenio y creatividad.

10. Dormir. No quiere decir que seas un vago, simplemente, si estás cansado o te viene bien un descanso, házlo. De este modo recuperarás fuerzas para los siguientes días.

11. Realizar labores domésticas. Si no sabes qué hacer, quizás sea el momento de dedicarle un tiempo a las labores domésticas. Puedes ponerte a limpiar el polvo, a ordenar cosas, hacer el baño… Lo bueno de esta tarea es que te sentirás realizado una vez que hayas finalizado.

12. Hacer llamadas. Seguro que si te paras a pensar, tienes pendientes un montón de llamadas a amigos o familiares. Dedícale un tiempo si no se te ocurre otra cosa que hacer. En caso de que no dispongas de saldo en el teléfono, realiza llamadas a través de los sistemas, programas o aplicaciones de internet.

13. Usar cupones de descuentos. Echa un vistazo en internet y revisa los cupones de descuentos que hay disponibles para poder utilizar en tu barrio, pueblo o ciudad. Quizás así se te ocurra algo que te apetece hacer y que, encima, te ahorrarás un dinero.

14. Buscar planes gratuitos. Si vives en una ciudad lo tienes más sencillo, puesto que generalmente suele haber planes gratuitos, como visitas a museos o ciertas actividades culturales. Revisa cuándo son y ya tienes algo que hacer ese día.

15. Aprender algo nuevo. Tal vez seas de los que llevan toda la vida deseando hacer algo, pero nunca dan el paso inicial. ¿Te gusta a música? ¿Te gusta algún instrumento concreto? ¿Por qué no empiezas hoy mismo a informarte sobre cómo aprender a tocarlo? En internet podrás realizar todo tipo de consultas.

16. Probarse ropa. Puedes dedicarle un poco de tiempo a tu belleza. Puedes probarte ropa y hacer nuevas combinaciones para conseguir nuevos looks. Puede hacer lo mismo con el maquillaje. Quizás hoy mismo sea un buen día pra probar nuevos métodos o maneras de maquillarse. Con un poco de imaginación y creatividad podrás conseguir buenos resultados.

17. Mirar fotografías. ¿Cuándo fue la última vez que mirastes las fotografías de cuando eras pequeño? Hoy puede ser ese día. Revisa los álbumes familiares. En caso de que no dispongas de ellos, siempre te quedará navegar por las redes sociales y poder ver las fotografías que la gente cuelga, ya sean amigos, familiares o desconocidos.

18. Bañarse. ¿Siempre vas deprisa y corriendo a todas partes? Entonces quizás nunca dediques tiempo a tu relax con un buen baño, sin prisas. Puedes utilizar jabones o algún tipo de producto concreto para simular un spa. Si encima tienes a alguien que te dé unos masajes que complemente esa relajación…

19. Revisar y organizar el armario, el almacén o el trastero. Tal vez sea la hora de hacer limpieza y revisar todo lo que tenemos guardado y que no utilizamos. Si son cosas que todavía tienen la posibilidad de ser usadas pero tú nunca lo harás, desházte de todo ello vendiéndolo como artículos de segunda mano.

20. Leer. La lectura es infinita. Si eres un apasionado de la lectura, seguramente tendrás algún libro en casa pendiente de su lectura. Si no te apasiona la lectura, nunca es tarde. ¿No te ha recomendado nadie nunca un libro? Tal vez sea el momento de iniciarse. Ten en cuenta que ejercitarás la mente y ampliarás tus conocimientos, por lo que es una actividad tremendamente productiva.

21. Escribir. Puede escribir tu propio libro o también puedes comenzar un diario o tu propio blog. Al igual que la lectura, desarrollarás la mente y tu capacidad. Gracias a esta actividad podrás desahogarte y relajarte distrayendo la mente de tus problemas o podrás volcarlos sobre un papel o el ordenador.

22. Viajar. Si eres de los que cuentan con un bono para el transporte, puedes conocer esos rincones de la ciudad que nunca visitas. Puede proponer a tus amigos, pareja o familia acudir a algún sitio recién inaugurado o incluso ir de tiendas para echar un vistazo ojeando las nueas tendencias para estar actualizado.

23. Crear vídeos. Puedes descargarte alguna aplicación de vídeo gratuita para el teléfono móvil o coger tu cámara de vídeo o ponerte a grabar y editar vídeos. Seguro que tienes algún conocido o familiar que es gracioso. Invítale a grabarle.

24. Crear una aplicación. Tal vez seas una persona ingeniosa. Si es así, puedes crear tu propia aplicación gracias a la cantidad de programas gratuitos y herramientas que ofrecen los teléfonos e internet.

25. Ejercer el voluntariado. Si crees que pierdes el tiempo, puedes dedicárselo a la gente que puede que te necesite. Inscríbete el algún programa de voluntariado e invierte de manera productiva tu tiempo libre. Dedícaselo a la sociedad para tratar de conseguir un mundo mejor, porque tu aportación ayuda.

Dejar respuesta