Los 5 alimentos que no deben faltar en la dieta mediterránea

La dieta mediterránea es reconocida mundialmente como una de las más saludables, siendo uno de sus principios: ‘que tu alimento sea tu medicina’. Si quieres ganar en salud e incluso reducir tu peso o mantenerlo, si quieres aportar a tu organismo todo lo que necesita, apúntate a la dieta mediterránea. Te mostramos qué cinco alimentos no deben faltar en ella.

Dieta-mediterranea-recetas-alimentos-salud-comida-aceite

aceite_aceitunas_Dieta-mediterranea-recetas-alimentos-– Aceite de oliva. Es uno de los alimentos estrella, una referencia de la dieta mediterránea. Es mejor consumirlo en crudo que cocinado y alberga grandes propiedades que aportan salud, por ejemplo, su riqueza en vitamina E o las grasas moninsaturadas que son beneficiosas. Además, aporta sabor a platos de todo tipo y combina bien con cantidad de alimentos.

– Fruta y verdura. Al igual que el aceite, la fruta y la verdura, son bases de la dieta mediterránea, siendo además frescos. Favorecen las digestiones por sus elevados contenidos de fibra, los cuales además favorecen la sensación de saciedad. La cantidad de minerales, vitaminas o antioxidantes hacen que además beneficien al organismo del cuerpo.

alimentos-dieta-mediterranea– Pescado. Concretamente, el pescado azul, como el atún, el salmón o las sardinas. El ácido Omega 3, que son grasas insaturadas, sirve como protector ante enfermedades cardiovasculares y disminuye los níveles de triglicéridos. lo aconsejable es elevar su consumo a, al menos, tres comidas por semana.

-Legumbre. Contienen altos niveles de hierro y proteínas, lo que resulta imprescindible para el buen funcionamiento del cuerpo. Se trata de los alimentos más nutritivos que existen. Es aconsejable consumir entre dos y cuatro veces por semana.

dieta-mediterranea– Producto lácteo. Los productos lácteos son altamente ricos en vitaminas, proteínas y minerales. Favorecen la flora intestinal y distribuyen calcio por el organismo como no lo hace ningún otro alimento. Sus grasas y lactosa aportan energía al cuerpo. Su consumo es recomendable que sea diario.

Fuente: Diario Femenino

Dejar respuesta