Los 6 consejos para dormir toda la noche

Cada día son más las personas que tienen problemas para dormir. El ajetreo diario, los cambios sociales, la ansiedad, las presiones laborales… Hay muchos factores que intervienen en el peor descanso de las personas. Si quieres gozar de un mejor sueño, ofrecemos los 6 consejos para dormir toda la noche. Ten en cuenta que dormir mal o poco afecta directamente al estado de tu salud y en tus capacidades para el día a día.

Los-6-consejos-para-dormir-toda-la-noche-cama-sueño

1. Olvidarse del teléfono móvil. Apagar el teléfono móvil durante las noches, además de que será beneficioso para la duración de la vida de tu dispositivo, permite quitarse de ese estrés que es estar atento de una posible llamada o mensaje. Aunque no se sea consciente de esa atención prestada, las personas que duermen con el teléfono encendido están en un estado de alerta inconsciente. No hace falta que se reciba una llamada o mensaje a media noche y que nos despierte, el cuerpo es inteligente y permanece en alerta, sobre todo, cuando se ha generado un hábito de la circunstancia. Tampoco hace falta que suenen las llamadas o los mensajes, el simple hecho de encenderse la pantalla puede suponer una interrupción del sueño.

2. Apagar los aparatos electrónicos. Hay personas que se duermen con la televisión encendida y esto multiplica las posibilidades de que uno se despierte a media noche por el ruido de la misma o simplemente por los destellos de luz. Con los ordenadores, tablets o teléfonos sucede lo mismo. Además, todos estos aparatos hacen en un mometo dado que sintamos estrés y complicaciones a la hora de dormir, porque no se alcanza un estado de relax. Asimismo, impiden en un momento dado acostarse temprano para cumplir los ciclos necesarios de sueño.

3. Apagar las luces y bajar las persianas. Domir a oscuras permite profundizar en el sueño. Y es que el cuerpo es un autómata en este sentido. Los primeros rayos de luz pueden interrumpir los ciclos de sueño. La luz que impacta en los párpados, por los que penetra la luz a pesar de estar los ojos cerrados, es un condicioante para el descanso. Aunque parezca mentira, la luz que recibe nuestro cuerpo, concretamente la piel, también puede afectar en el sueño, puesto que el cuerpo es inteligente y está adaptado a estos aspectos.

4. Medir la temperatura. La temperatura corporal y la del espacio en el que se duerme también son condicionantes. Si estamos en un lugar cuya temperatura supera los 26 grados centígrados el cuerpo activa el mecanismo de refrigeración y esto incide directamete en el descanso, al igual que sucede cuando dicha temperatura está por debajo de los 15 grados, por lo que la temperatura adecuada es la que oscila entre una cifra y la otra.

5. No consumir alimentos estimulantes. Al igual que hay alimentos que potencian el sueño, hay otros alimentos o bebidas que afectan al sueño. Las bebidas con alcohol o con cafeína complican el sueño, como también lo puede hacer una comida copiosa que dificulte la digestión. El cuerpo no terminará de relajarse y costará más alcanzar el sueño.

6. Fomentar la relajación. Como ya se ha dicho, los aparatos electrónicos impiden el relax, pero también los pensamientos. Adoptar rutinas como la lectura fomentan la relajación y, por tanto, la facilidad para alcanzar el sueño. El cuerpo se va desconectando poco a poco y una actividad que nos genere estrés, como puede ser jugar a un videojuego, que mantiene en tensión, es contraproducente. Las actividades que fomentan la distracción evaden la mente y esto permite que la cabeza se relaje.

Si quieres conocer mas consejos para poder dormir toda la noche te recomendamos un libro fantástico llamado “Recetas para dormir bien” puedes ver mas sobre este libro y adquirirlo haciendo click aquí.

Fuente: El Correo

Dejar respuesta