Los 7 errores comunes al crear un negocio

Cuando se extienden las alas y se toma la decisión de crear un negocio es muy importante ajustarse a la realidad para posteriormente no llevarse sorpresas desagradables. Por eso hay que seguir una serie de pautas, para ponernos en una situación lo más objetiva posible. En este caso, se podrá tener capacidad de previsión, lo que es sumamente importante para evitar que en poco tiempo nos veámos obligados a bajar la persiana de ese nuevo negocio o empresa que se ha creado o se tiene pensado formar. Hay una serie de malos enfoques que son muy comunes como punto de partida. Te advertimos de cuáles son, para que puedas alcanzar el éxito en tu nuevo cometido. Estos son los 7 errores comunes al crear un negocio.

Los 7 errores comunes al crear un negocio

1. Comenzar con poco dinero. La mayoría de nuevos emprendedores comienzan sus primeros pasos con el dinero justo o por debajo de lo que se posee. Esto es debido a un error de planificación. Ser desmedidamente objetivo puede generar una desigualdad entre los ingresos y los gastos. Por eso estar informado es conveniente, porque nos permitirá hacer una radiografía del negocio más ajustada a la realidad. Contar con una liquidez para imprevistos es lo ideal, dado que a la hora de echar a andar un negocio surgirán gastos imprevistos que, en muchas ocasiones, no se pueden prever, como pueden ser las variantes del mercado y su repercusión en los precios. Por eso es conveniente tener una bolsa de dinero al margen, para que estos imprevistos no puedan tumbar el negocio. Tener en cuenta gastos como los desplazamientos o los pagos a la Seguridad Social son frecuentes. En ocasiones es complicado contar con esa financiación preventiva, pero es lo más aconsejable.

Los 7 errores comunes al crear un negocio2. Planificar incorrectamente. En ocasiones no se tienen en cuenta los gastos como consecuencia de las reinversiones necesarias y la directa influencia de los cambios en los comportamientos de los mercados. Establecer una planificación a largo plazo (dos, tres o cuatro años, dependiendo del negocio, aunque pueden ser incluso de ocho o diez años para las industrias tradicionales, que es lo que se puede tardar en tener retorno de la inversión) es lo más conveniente. Dicha planificación o estrategia debe ser flexible, porque siempre es susceptible de cambios, y eso debes tenerlo en cuenta en tus maniobras asociadas a los gastos y los ingresos. Lo ideal es revisar esa planificación con frecuencia, a fin de reajustarla a la realidad que se va presentando ante el negocio.

3. Elevar en exceso los costes fijos. Aunque son más sencillos de tener en cuenta a la hora de realizar una planificación, estos deben ajustarse a la realidad, porque pueden ser los que más lastren a un negocio. Tener costes variables permite en un momento dado potenciarlos o reducirlos. Los costes variables permiten jugar con los márgenes económicos del negocio. Los alquileres, por ejemplo, no son obligaciones a largo plazo. Por ejemplo, comprar un local es un coste fijo en el tiempo, pero un alquiler no lo es. Este alquiler permite poder cambiar de establecimiento si el negocio no funciona según lo esperado. En el otro caso, siendo un coste fijo, no tendremos ese margen de maniobrabilidad.

4. EnLos 7 errores comunes al crear un negociodeudarse más de lo conveniente. La mayoría de las personas que emprenden un negocio se ven obligadas a endeudarse, pero que no sea algo desorbitado y que se ajuste a las previsiones más optimistas. Esta financiación se suele solicitar a los bancos, pero lo recomendable es que no supere un tercio del coste de lo que cuesta montar el negocio en su totalidad, porque en ese caso no contar con clientes quizás no sea un problema tan grave como la deuda de obligatorio pago y sus intereses.

5. No realizar inversiones. Al igual que invertir sin tener un control para alcanzar la optimización es contraproducente, no invertir puede desencadenar en el fracaso. No hacerlo puede poner barreras al crecimiento y, por tanto, a alcanzar el triunfo empresarial. Para crecer hay que invertir, si no lo haces puede llegar la asfixia del negocio. Por eso en a la hora de planificar es necesario conocer los gastos venideros de inversión. La inversión no siempre se asocia a bienes materiales, sino también de plantilla o de mejora de la imagen.

Los 7 errores comunes al crear un negocio6. No ser prudente y tener impaciencia. Generalmente se realizan malos augurios sobre los ingresos que se obtendrán, entre otras cosas, porque las variables a tener en cuenta son múltiples. Los negocios no echan a andar de la noche a la mañana y hay que ser consciente de ello. Fallar en estas previsiones pueden suponer el cierre del negocio. No hay que ser impaciente, pero tampoco imprudente. Cuando se sale al mercado nadie conoce el negocio. Barajar alternativas para esos posibles errores de previsión es conveniente. Tener planes en caso de que lleguen problemas, como campañas, ofertas u otro tipo de alternativas que nos aportan oxígeno económico ante posibles fallos de planificación. La paciencia debe ser objetiva, porque si una cosa no funciona ahora puede hacerlo más adelate o quizás no. Cerrar antes de tiempo, en ocasiones, es la única solución para no ahondar las deudas.

7. No tener en cuenta los posibles impagos. Si los presupuestos están excesivamente ajustados y no hay un colchón financiero, si uno se topa con un moroso, puede suponer el cierre del negocio o la entrada en una espiral de pérdidas. Siendo conscientes de la realidad, estas personas existen. Saberlo es procedente. Conocer a los clientes es bueno para no llevarse sorpresas. Por ejemplo, si ejerces de proveedor, conocer el negocio del cliente es positivo, pues sabrás si los pedidos se ajustan a sus necesidades y podrás evitar sorpresas. La variedad de clientes puede resultar positiva, puesto que si se deposita la confianza del volumen del negocio en solamente uno de ellos y este falla, llegará el caos.

Fuente: Emprendedores

Dejar respuesta