Los alimentos para ganar memoria y fortalecer la mente

Además de exponerse a los libros o a diferentes técnicas, los alimentos también pueden ayudarnos a potenciar la agilidad mental y a ganar capacidad de memoria. Consumiendo a diario ciertos alimentos se pueden percibir los resultados en poco tiempo.

Hay muchas personas que tienen la concepción de que la agilidad mental y la memoria son virtudes innatas, pero esto no es así. De hecho, son cualidades del ser humano que se pueden mejorar, consiguiendo optimizar las tareas cotidianas a las que nos enfrentamos las personas.

los alimentos para ganar memoria y fortalecer la mentePor eso, está en nuestras manos poder tener un control tanto de la salud mental como de nuestra memoria. Porque además de los entrenamientos, la alimentación también aporta. Basta con establecer una dieta incluyendo ciertos alimentos que aquí os presentamos. Son remedios natuales no solo para potenciar nuestras cualidades, sino que además previenen el envejecimiento.

Cabe citar que estos alimentos, además de colaborar en las funciones de la mente, se erigen como importantes para mantener la salud física, por lo que si no los tienes incluídos en tu dieta, plantéate mejorar tus hábitos. Seguro que lo notarás. Aquí te mostramos los alimentos para ganar memoria y fortalecer la mente.

– Agua. La hidratación es fundamental en el proceso de prevención, porque ayuda a que el cuerpo se mantenga hidratado, puesto que de lo contrario se puede agravar el cansancio mental.

– Tomate. Esta clase de verdura cuenta con un antioxidante llamado licopeno que aporta el color al tomate, pero que también ayudan a combatir el daño que puede darse en las células producido por los radicales libres, los cuales pueden generar Alzhéimer o demencias.

– Apio. El apio posee un compuesto denominado luteolina, que es un antoioxidante, al igual que el licopeno, y que lucha por reducir los daños producidos por el envejecimiento del cerebro propios del avance de la edad.

– Brócoli. Es uno de los vegetales que mayores beneficios aporta, no solamente para el apartado mental, sino también para el resto del cuerpo. El brócoli concede varios tipos de minerales que son esenciales y también antioxidantes que, como en los casos anteriores, combaten el envejecimiento celular. Dentro de sus virtudes destaca la vitamina K, la cual ayuda a mantener activo el cerebro, lo que ayuda en las funciones diarias.

– Aceite de oliva. El aceite de oliva, considerado por muchos como el oro líquido, es una de las grasas más apropiadas para cocinar, debido a que no conduce a riesgos de incrementar los niveles de colesterol en las arterias. El aceite de oliva posee ácidos grasos esenciales que disminuyen los lípidos en la sangre, protegiendo de este modo los órganos del cuerpo humano. Entre sus propiades, posee vitaminas, minerales, antioxidantes y carbohidratos, todos ellos mejoran el rendimiento mental y previenen de riesgos de padecer problemas cognitivos.

– Arándano. Se pueden consumir tanto al natural como en jugos, lo que hace que sea un producto fácil de incluir en la dieta. Se trata de uno de los antioxidantes naturales más destacados de cuantos se conocen. Existe una variedad azul que sumamente aconsejable para prevenir los riesgos del cerebro y la memoria.

– Grano. Los granos enteros poseen un reducido índice glumécico, los que hacen que la sangre libere el azúcar de un modo más pausado. Logrando eliminar esa sangre se consigue que la mente permanezca más despierta. Además, cuentan con nutrientes esenciales que previenen riesgos y fortalecen nuestros cerebros. Asimismo, este tipo de alimentos aporta energía beneficiosa más allá de sus virtudes asociadas a la mente. Cabe citar que entre los granos enteros más destacados que se pueden consumir se encuentran el arroz integral, la quínoa, el salvado, el pan de grano entero o la pasta integral.

– Ácidos grasos. Primero, decir que los ácidos grasos esenciales no son generados por el organismo, de manera que se deben de trasladar a nuestro cuerpo mediante las dietas. De ahí que no deban faltar en nuestros hábitos alimenticios. Estos nutrientes hacen que el cerebro se mantenga en forma y previenen de riesgos de daño. Combaten enfermedades como el Alzhéimer o la pérdida de la memoria. Además, también son reconocidos por ser un tipo de grasa saludable que reducen la inflamación y optimizan la salud del corazón. Los más destados son los Omega 3. Los alimentos con mayor aportación y más aconsejables son los frutos secos, la soja, el salmón, la trucha, las sardinas, la caballa, el arenque, las semillas de linaza, las semillas de calabaza o las semillas de chía.

Si deseas ampliar tus conocimientos sobre los beneficios de la alimentación asociados a la mente, te proponemos este libro titulado ‘Cocina para tu mente‘, con el que podrás ampliar tus conocimientos y obtener un mayor rendimiento. Pincha aquí si quieres adquirirlo.

Una obra tremendamente recomendable para mejorar tanto la capacidad mental así como la vida cotidiana es esta obra, titulada ‘Cómo invertir en su cerebro‘, la cual ayuda a concebir la importancia de mantener la mente en las mejores condiciones. Si estás interesado, haz click aquí.

Dejar respuesta