Los amigos que debes evitar

Dime con quién te rodeas y te diré cómo eres. Esta frase sirve para exponer el siguiente artículo. Aquí te presentamos el tipo de personas que debes evitar a tu alrededor si no quieres verte influenciado y que tenga consecuencias primero en tu personalidad y después en tu vida, muy posiblemente para mal, claro. Por eso saber de quién debes rodearte es importante, porque puede terminar siendo crucial en tu manera de ser. Por ejemplo, verse envuelto siempre en negatividad te hará terminar siendo pesimista y viceversa. Aquí te proponemos a los amigos que debes evitar. Apuesta por amistades positivas, que te hagan bien, que te mejoren como persona.

amigos que debes evitar– Escandalosos y problemáticos. Las personas que son escandalosas te hacen perder la calma y seguramente harán que te salgas de tus casillas y hagas cosas que no querrías. Hay quien sin ningún motivo monta un escándalo o tiene una rabieta. Si te involucras, terminarás perdiendo los nervios, subirá tu tensión y podrás actuar de manera irracional, simplemente impulsiva y seguramente terminarás arrepintiéndote. Si alguien grita, no pierdas los papeles, aléjate o no hagas caso. Busca la calma y no alteres la voz. Solamente piensa antes de actuar, para que no te arrepientas de tus actos al entrar en la misma dinámica del escandaloso o problemático. Es mejor no volcarse con este tipo de personas si no quieres que te afecten sus maneras de ser. En caso de que tengas a alguien así cerca tuyo, una persona que sin excusa alguna está todo el día montando escándalos, trata de alejarte.

– Disconformes. Hay muchas personas que antes de mirar sus propios defectos están todo el día tratando de sacar a relucir los de los demás. Si te sientes así con alguien próximo a ti, evítalo. No permitas que nadie te falte al respeto o desprecie tu persona minusvalorándola. No busques que esa persona te comprenda o te apruebe como tú eres, simplemente busca a alguien que te acepte como tú eres. Antes de llegar al odio con esa persona, esquívala, si no, te habrás visto envuelto en su personalidad, habrás comenzado una batalla o una disputa por ver quién tiene menos defectos. Hay personas que no se pueden complacer. Debes de darte cuenta de que esto es asi y cuanto antes lo sepas, antes serás capaz de evitar a esa persona.

– Pesimistas. Se puede ser optimista o pesimista al mismo precio: ninguno, porque serlo no se compra, simplemente es una manera de ser, una manera de ver la vida. Si alguien no comprende tus sueños o tus ilusiones, si no te apoya, no es una persona válida a tu lado, porque lo único que hará será frenarte en tus intenciones. Te cortará las alas a la hora de tratar de conseguir metas. Si esto así, correrás el riesgo de ser un frustrado toda tu vida, porque nunca habrás sido capaz de poder emprender tus sueños. Soñar es un don de los seres humanos y es lo que permite el desarrollo personal y la mejora. Si persigues una meta, no dejes que nadie te frene con su pesimismo, rodéate de quien te apoya. Si no confías en ti mismo, nadie lo hará por ti más fuertemente que tú.

– Manipuladores. Percibe quiénes son las personas que trata de ejercer una influencia negativa sobre tus pensamientos. Descubre verdades o pensamientos por ti mismo, no te dejes influenciar y menos por personas negativas. Hay quien busca aliados para enfretarse a otras personas. No te dejes envolver en esas luchas ajenas a ti. Hay quien utiliza a las personas para el beneficio propio y esos no te interesan porque nunca mirarán por ti, solo lo hacen por su propio ombligo. El dia en que tengas que recurrir a su ayuda, te dejarán tirado. Esto no son amigos y tú solamente eres un arma para sus batallas particulares. No te dejes utilizar.

– Testarudos. Es el tipo de persona que no entra en razón. No son personas cabales. Se dejan guiar por sus sensaciones o pensamientos sin tratar de entender el resto, lo que les impide acercarse a la realidad. Viven embotellados en su verdad, aunque no estén en lo cierto. Además, este tipo de personas no se dan cuenta de que el resto de personas cambia con el paso del tiempo, por lo que tienen la costumbre de catalogar a los demás como lo que un día fueron. O sea, te tratarán como lo que fuiste y ya no eres. De modo que nunca te comprenderán como la persona que eres actualmente. Siempre te mirarán como lo que un día fuiste.

– Exigentes, que no perdonan. Se suele decir que una persona honorable no es la que nunca se ha equivocado, sino la que admite que tiene defectos y comete errores. Partiendo de la base de que todas las personas cometemos errores, quien no los perdona es alguien que no tiene capacidad de comprensión ni de compasión. Aprender es algo que no se deja de hacer en todas nuestras vidas, precisamente para evitar cometer errores. Si una persona próxima a ti está siempre recordando cuáles fueron tus errores es que no tiene capacidad de perdón. Este tipo de personas, además de tener un menor grado sentimental, viven ancladas en el pasado, mientras que los tiempo cambian, al igual que las personas. Lo conveniente es vivir el presente y mirar hacia el futuro, porque en el pasado, lo hecho, hecho está. No se puede cambiar. Si hay quien no perdona, no te conviene.

– Críticos. Estar pendiente de tu alrededor, ser crítico con los demás, no te permite ser feliz y satisfecho contigo mismo y con lo que tienes. Vivir pendiente de los demás no ayuda en nada, no sirve para nada, no aporta, salvo cuando se trata de elogiar actitudes o maneras de ser, a fin de mejorar las tuyas. Tampoco es conveniente ser crítico con uno mismo. Este tipo de personas tiene mayores dificultades para avanzar en la vida, porque suelen perder demasiado tiempo flagelándose por sus defectos o lo que consideran que lo son. Acéptate como tú eres. Siéntete como alguien exclusivo, porque al fin y al cabo los seres humanos lo somos. Cada persona es distinta a otra. Las personas críticas no convienen a tu alrededor, entre otras cosas, porque en ellas abunda el pesimismo y la envidia, además de la infelicidad y la insatisfacción. No te conviertas en una de ellas. No conviene. No hace bien.

Dejar respuesta