Moto G4 Plus, análisis y opinión de la última apuesta de Lenovo

Los teléfonos Moto G se han convertido en una gran objeto de atención, no en vano, han sumado multitud de ventas por el todo el mundo. Es sin duda, uno de los referentes de la marca Lenovo, que ha querido mantener la fórmula que estaba en poder de Google. Lo que persigue el fabricante es no retorcer los conceptos básicos de Android. El Moto G4 Plus es un teléfono que trata de competir dentro de la que puede denominarse súper gama media y que, en líneas generales, ha incrementado sus características, su tamaño, calidad de la cámara y todo ello por un precio que podemos considerar asequible.

telefono-moto-4g-plusLenovo, sin embargo, ha querido dejar su huella en este teléfono, catalogado dentro de la cuarta generación y que posee dos modelos, el Moto G4 y también la versión Moto G4 Plus, que cuenta, por supuesto, con cámara y también con sensor de huellas. Este será el sujeto de nuestro análisis.

A primera vista, lo primero que se aprecia del Moto G4 Plus es que es ligeramente más grande, o sea, la misma apuesta que la mayoría de los fabricantes. El Moto G4 plus ha pasado a contar con 5,5 pulgadas. Si bien, si no eres de dispositivos muy grandes, Lenovo te seguirá ofreciendo un modelo llamado Moto G Play, que es de un tamaño similar a la tercera generación del Moto G. El tamaño, al igual que otras cosas, es cuestión de gusto.

El hecho de que el dispositivo móvil sea de un tamaño superior da la sensación de tener entre manos un teléfono diferente a sus antecesores, por lo que los cambios a primera vista van más allá de una mera actualización. En este sentido, el hardware goza de un mayor potencial y está enfocado a fortalecer los aspectos que pueden desmarcarle de la competencia, lo que consigue fundamentalmente con la cámara que posee el citado Moto G4 Plus. Si bien, esta mejoría también implica una subida del precio. Pero este se justifica con otra serie de características, como es la resistencia al agua, algo muy a tener en cuenta.

 

CARACTERÍSTICAS DEL MOTO G4 PLUS

DIMENSIONES: 153 x 76,6 x 9,8 mm

PESO: 155 gramos

PANTALLA: IPS 5,5 pulgadas

RESOLUCIÓN: 1.920 x 1.080 (401 ppp)

PROCESADOR: Qualcomm Snapdragon 617 (MSM8952)

RAM: 2GB

MEMORIA: 16 GB, con posibilidad de ampliarlos a 128 GB vía microSD)

SOFTWARE: Android 6.0.1

CONECTIVIDAD: LTE Cat 4, Bluetooth 4.1, Wi‑Fi 802.11ac

CÁMARAS: 16 megapíxeles con enfoque por detección de fase, así como asistencia láser. también posee cámara frontal con 5 megapíxeles

BATERÍA: 3.000 mAh

OTROS DETALLES: Sensor de huellas dactilares

Diseño sencillo

Hablando de la historia de este teléfono, el Moto G ha sido a lo largo de los últimos años el modelo más simbólico de la marca. Ahora Lenovo busca defender el espíritu del Moto G y eso se nota en el diseño del teléfono Moto G4 Plus, aunque hay que reconocer que se diferencia en menor medida de la competencia que la tercera generación. Pero esto es algo que se puede generalizar en el mercado actual. Hace unos cuantos años los teléfonos tenían menos semejanza que ahora. No obstante, esto no podemos catalogarlo como un defecto o problema.

Sobre el diseño, la parte trasera del teléfono, que se puede comprar en negro o blanco, posee una textura muy agradable, aunque no se agarra mucho a las superficies y cuenta con una M que hace que el teléfono sea fácilmente reconocible a golpe de vista. La tapa se puede abrir para dar paso a la doble SIM, así como a la ranura de la memoria. Este tipo de tapa es muy apropiado para aquellas personas a las que les gusta personalizar su teléfono. De hecho, ya existe el conocido como ‘Moto Maker‘, un mercado creciente que ha sido concebido para poder personalizar tu terminal.

Como hemos dicho al principio, se trata de un teléfono que se puede enmarcar en la llamada súper gama media, que viene a ser la zona más noble de la gama media. Es por ello que el diseño del Moto G4 Plus no pretende engañar, no aspira a tener una apariencia de teléfono de gama alta. Es por ello que el material con el que está elaborado es mayoritariamente plástico. Si bien, posee un marco de metal que rodea los cuatro costados del teléfono y que sirve para reforzar su resistencia ante posibles golpes. El Moto G4 Plus no está pensado para la vista. En este sentido, hay teléfonos de una gama similar, como es el caso del One Plus X, que parecen de mayor calidad. Pero esta no es la guerra que pretende ganar Lenovo.

 

 Moto G4 Plus Ligero y delgado

Este modelo ha ganado en peso y tamaño. Por un lado, es más ligero pero también más delgado, con sus 7,9 mm y 155 gramos, todo ello teniendo en cuenta que es más grande en tamaño general. Llama la atención presicament su ligereza respecto a su tamaño. Como hemos dicho anteriormente, con este tamaño, el móvil es resistente al agua, aunque no en la medida de su antecesor, que se podía sumergir. En el caso del Moto G4 Plus solo presenta garantías ante salpicaduras. Es un punto menos en cuanto a resistencia si se tienen en cuenta modelos anteriores de Moto G, pero es destacado si se compara con la competencia del mercado.

Tratando sobre su ergonomía el hecho de que el teléfono sea más grande y haya perdido parte de su curvatura en la zona trasera, hace que sea más difícil de sostener, pero esto se equilibra con su ligereza y la estrechez. O sea, el teléfono está equiblibrado en el aspecto de lo ergonómico. En definitiva, el diseño podría haber sido mejor, porque el Moto G4 Plus no es especialmente atractivo, pero cumple con las funciones que ofrece acorde a su precio. Quizás lo más reprochable sea el caso de no poder ser sumergible.

En resumen, es un teléfono bien diseñado, compacto, pero que es más complicado de manejar con una sola mano, lo que se compensa con su delgadez y ligereza.

 

Sensor de huellas

Por ejemplo, dentro de esas citadas funciones del Moto G4 Plus está la introducción del sensor de huellas. Una característica que se ha implementado haciendo que sea muy funcional, efectivo y veloz. Esta virtud puede dar la sensación de tener entre manos un teléfono de una gama superior. Quizás estéticamente hablando no sea el mejor modo de introducir el sensor, pero la posición es la correcta, en la parte baja de la cara delantera del teléfono, sin ser un botón. Es un pequeño sensor, sin ningún botón. De hecho, los botones que aparecen al lado del sensor están integrados en la pantalla. Sin lugar a dudas, es uno de los grandes baluartes de este teléfono. El diseño no es nada del otro mundo, pero rinde a la altura del mejor de los modelos del mercado. Incluso reconoce la huella en cualquier ángulo de los 360 grados, lo cual es de gradecer y reconocer.

 

Pantalla más grande

moto-4gYa hemos dicho que la pantalla es, a primera vista, el mayor cambio que se aprecia en este nuevo modelo. Estéticamente, es la gran apuesta de Lenovo. Lógicamente, por un lado ocurre que es un teléfono que deja de gozar de la comodidad de un tamaño más reducido, pero por otro lado facilita el visionado. Primar lo uno o lo otro es ya una cuestión de gustos. Aunque la inercia del desarrollo de los teléfonos móviles ha venido siendo esta, primar la calidad de la imagen y ello pasa por ofrecer pantallas más grandes sacrificando la comodidad de un reducido tamaño. Es la tendencia del mercado, pero no venía siendo la apuesta de Motorola y sí lo es ahora de Lenovo, que en este aspecto sí que ha roto un poco con la línea marcada por los modelos predecesores.

En definitiva, este Moto G4 Plus no deja de montar lo que montan la mayoría de fabricantes de teléfonos de esa llamada súper gama media, modelos con 5,5 pulgadas, pensadas para facilitar la navegación o el visionado de contenidos multimedia.

 

Mayor calidad de imagen

De hecho, este nuevo tamaño ofrece una resolución mayor, la conocida como Full HD. Esto hace que este nuevo modelo goce de una mayor resolución de pantalla, la cual ofrece una densidad de píxeles de 401ppp. La consecuencia es el visionado de las imágenes con mayor claridad y nitidez. Se puede decir que la calidad que ofrece este teléfono en cuanto a pantalla se refiere es uno de sus puentes fuertes.

El panel que se ha escogido es el IPS, el cual da la impresión de ser de un nivel superior, dado que los colores de las imágenes poseen una gran viveza, con la opción de un gran contraste. Asimismo, la capacidad para ofrecer brillo hace que las imágenes tomadas en exteriores se vean con mayor calidad. Además, esta posibilidad de brillo se puede apagar para ahorrar en el consumo de la batería. En caso de lo que se pretenda sean tonos distintos, ofrece la posibilidad de visualizar en dos modos, el normal o el intenso.

Para proteger la pantalla Lenovo ha optado por un cristal llamado Gorilla Glass 3 de Corning. Si nos atenemos a la relación calidad-precio, se trata de una de las mejores opciones que existen en el mercado actual. De hecho, tal vez solamente haya dos dispositivos más que estén a la altura del Moto G4 Plus, y se trata de, por un lado otro modelo de Lenovo, el Zuk Z1 y el Xiami Note 3.

imagen-moto-4gEn términos generales, la pantalla es sin duda uno de los grandes argumentos del Moto G4 Plus en el mercado. Le hace estar por encima de la competencia.

 

Hardware sencillo pero eficaz

El Moto G4 Plus trae instalado el Snapdragon, pero la virtud en este caso de Lenovo ha sido no querer complicarse y esto puede ser entendido como una virtud, ya que el software no solo ha sido optimizado, sino que además se ha dejado sencillo.

Este dispositivo cuenta con la versión Snapdragon 617, el cual es notablemente más potente que el 410 que se venía utilizando. Por concretar más detalles, la configuración es de 64bits, con sus ocho núcleos ARM Cortex-A53, cuatro de los cuales rinden a 1,5GHz, mientras que los otros cuatro lo hacen a 1,2GHz. En este sentido, se ofrece la posibilidad de variaciones de la unidad, siendo la más común la de 2 GB de RAM y 16 GB de memoria para el almacenamiento (hay posibilidad de elegir 32 GB y siempre se puede ampliar con tarjetas microSD de hasta 128 GB) que se colocan en la ranura que está debajo de la tapa trasera).

Se puede determinar que según la relación entre la calidad y el precio, es una buena elección. Por poner un ejemplo en cuanto a rendimiento, está a la altura del HTC One A9, un teléfono que puede llegar a tener un precio 100 euros superior o incluso más al del Moto G4 Plus.

Este teléfono que es objeto de nuestra revisión de producto cumple perfectamente con las necesidades diarias de un usuario común. Ahora, si lo que buscas es que, por ejemplo, los juegos más exigentes rindan como en un teléfono de la máxima gama, olvídate. Puede que el apartado gráfico sea el punto más flaco de este teléfono. Monta Adreno 405, lo cual no es suficiente, a pesar de que al reproducir imágenes es un placer verlas. Ahora, si lo que te preocupa es esto, el jugar a videojuegos de la última generación, entonces quizás debas de mirar otros modelos de Lenovo, como puede ser el Zuk Z1, que cuenta con Snapdragon 801.

Si lo que persigues es un uso normal, debes saber que las imágenes fluyen debidamente, con animaciones y transiciones que van a la perfección. En ocasiones podemos acusar la tardanza al aparecer la cámara o un ligero sobrecalentamiento cuando se le exige bastante, pero para un usuario convencional no habrá problemas. No son aspectos por los que preocuparse en exceso. Quizás se podría pedir que Lenovo hubiera instalado el Snapdragon 652, económico y más cercano a las prestaciones de la gama alta. Como hemos indicado, seguramente sea el punto más débil del teléfono, pero no como para ser decisivo.

 

Conexión 4G

El Moto G4 Plus es un teléfono Dual SIM que se puede conectar con las redes 4G más modernizadas que existen, que son las LTE Cat 4. Además, cabe destacar que poseen conector USB-OTG, así como radio FM de serie. Sin embargo, sí se da la ausencia de la tecnología Near Field Communication (NFC), la cual permite la comunicación inalámbrica y el intercambio de datos entre dos dispositivos que están a una distancia inferior a los 20 centímetros.

 

Sonido aceptable

Una de las cosas que se notan a la hora de reproducir sonido, es que el Moto G4 Plus no cuenta con el doble altavoz frontal con el que contaba el modelo anterior. Ahora solo posee un altavoz frontal y está situado en la zona superior. Llama la atención su potencia y la no distorsión del sonido. Eso sí, el teléfono no viene con auriculares, una moda que se está generalizando en el caso de la mayoría de las marcas.

 

Mayor autonomía y TurboPower

motog4plus-androidA pesar de que Motorola siempre se ha distinguido por ofrecer móviles con una mayor autonomía de las baterías, este modelo crece respecto a sus predecesores. Además, esto lo permite el aumento del tamaño, porque ahora el teléfono monta una unidad de 3.000 mAh, en lugar de la de 2.470 mAh que traía el Moto del año 2015.

Realmente no es una capacidad como para destacarla muy por encima de sus competidores en el mercado, es más bien una capacidad frecuente en los modelos de 5,5 pulgadas, aunque sensiblemente mejorado debido a la mejoría en cuanto al hardware. Si la referencia que poseemos es la del Moto G3, la mejoría será muy notable. A continuación exponemos la experiencia de un usuario para aportar una referencia: “7 horas de pantalla con un uso muy conservador: brillo sobre el 25%, nada de juegos y modo de ahorro de batería cuando duermo. Si por el contrario vamos ‘a saco’ con el terminal, estas 7 horas ser verán reducidas a 5 si jugamos o utilizamos mucho el GPS o navegamos por Youtube en abundancia”. Vamos que ni bien ni mal, ligeramente por encima de la media.

Una de las grandes novedades del Moto G4 Plus es que cuenta con el llamado TurboPower, que no es otra cosa que la posibilidad de realizar cargas rápidas. Se ampara en la teconología Quick Charge 3.0 de Qualcomm, que hace que el teléfono pueda recargar su batería para poder ofrecer media docena de horas de duración en apenas un cuarto de hora. Asimismo, una carga completa se puede llevar a cabo en hora y media. Estas cargas solamente se podrán realizar con la fuente de alimentación que trae el modelo Moto G4 Plus. El conector es de tipo microUSB. Se trata de uno de los teléfonos de esta gama que mejor rendimiento ofrece.

 

Una cámara que puede envidiar la competencia

Dentro de la conocida como generación Moto G, este modelo G4 Plus seguramente sea el que más ha cambiado respecto a los predecesores. Como habíamos dicho anteriormente, uno de los aspectos que más llaman la atención es el tamaño, mayor, pero otro es la calidad de su cámara, el apartado en el que la competencia puede sentir envidia.moto-g4-plus

Generalmente en los modelos súper gama media los fabricantes no ponen demasiado ímpetu en las cámaras, pero ese no es el caso del Moto G4 Plus, que cuenta con un sensor de 16 megapíxeles en el que ha trabajado Omnivision. Ofrece un tamaño de cada píxel de 1,34 micrones, la apertura de la lente es de f/2,0 y el flash posee doble tono. Por todo ello, es seguramente el teléfono con mejor cámara de su gama, e incluso supera a teléfonos de una gama superior.

Entrando en mayores detalles sobre las bondades de la cámara, citar que tiene un laser que permite un mejor enfoque, el cual posee otro sistema, el conocido por las siglas PDAF, y que es un sistema de detección por contraste. Cuando hay bastante luz, el enfoque óptimo se produce muy rápidamente, al igual que las capturas de las imágenes. Si bien, el momento en el que más tarda es al abrir la cámara, como habíamos dicho en párrafos anteriores. Como es de suponer, la cámara permite enfocar pulsando con el dedo sobre la pantalla.

Resumiendo, la calidad de la imagen es muy positiva, siendo especialmente reseñable el apartado de la nitidez y el escaso ruido. Es llamativa también la calidad que ofrece al reflejar los colores naturales de las imágenes que se toman. Es cierto que la calidad se reduce cuando hay un menor grado de luz, pero también contamos con el HDR para compensar. Si bien, hay que tener en cuenta que al tratarse de un dispositivo de gama media, no cuenta con estabilizador de imagen, por lo que las imágenes que queramos capturar con poca luz serán complicadas.

 

Sistema de gestos en el software de la cámara

Habrá a quien le guste y habrá a quien no, pero para acceder a las imágenes capturadas deberemos hacerlo mediante el sistema de gestos que ofrece en nuevo y sencillo software de la cámara. En caso de que no te guste, siempre podrás activar el modo Pro, con el que se abrirá un menú con controles en la pantalla táctil a través de los cuales manejaremos la velocidad, la sensibilidad o la distancia de enfoque. Por poner un pero, no se puede guardar en RAW. Si bien, ofrece los típicos modos como panorama, vídeo lento o el HDR, el cual se activa automáticamente cuando se enfoca a zonas con mucho contraste. El que peor funciona es el modo panorámico, el cual pierde mucho al pasar las imágenes al PC.

 

Cámara de fotos y vídeo

La cámara frontal cuenta con un angular muy digno, a la altura de lo que ofrece la competencia y el sensor tiene 5 megapíxeles. La calidad de las imágenes que captura son buenas y con colores adecuados. Incluso cuando se realiza una conferencia en vivo ofrece una calidad muy positiva.

Hay a quien la falta de 4K le parece muy criticable, pero siempre hay que tener en cuenta de que estamos hablando de un teléfono de gama media. El dispositivo trae un modo Full HD que cumple su función, con una capacidad de grabación de 30 imágenes por segundo. Eso sí, cabe la posibilidad de activar un modo de alta velocidad para tomar imágenes en un formato inferior al que registra habitualmente. En el modo fotografía enfoca velozmente, toma imágenes con buena calidad, nitidez y color. Además, la cámara recoge sonido con buena calidad.

Se puede concluir que la cámara se ciñe al precio del dispositivo. Rinde con mucha dignidad. Da a incluso a pensar que se trata de un móvil de mayor gama. Además, tal vez el software se optimice a lo largo de la vida con la que cuenta el teléfono. En definitiva, Lenovo pone en el mercado uno de los teléfonos con mejor relación entre el precio y la calidad en cuanto a la cámara se refiere.

moto-4gEl software sigue la línea tradicional

Ni Motorola ha querido cambios grandes en el software ni Lenovo tampoco ha apostado por ello, lo cual no es malo. Simplemente, se sigue con la línea tradicional. De hecho, es uno de los teléfonos ‘más Android’ del mercado, junto con los Nexus. Por si fuera poco para los amantes de Android, Motorola ha garantizado un buen número de actualizaciones, tomando como punto de partida la versión Android 6.0.1 Marshmallow, algo muy básico pero que cambiará a medida que lleguen unas actualizaciones que se espera que lleguen hasta el Android N. En definitiva, el interfaz es la vida representación de Android, lo que se puede considerar un acierto por parte de Lenovo, que ha decidido no hacer cambios.

Sobre el Moto Display, permite con solamente levantar el teléfono, independientemente de que la pantalla esté bloqueada, ver las notificaciones, la fecha y la hora. Además, sin tener que tocar la pantalla gozaremos de un buen número más de funciones. Por ejemplo, si se gira el teléfono con la muñeca en un par de ocasiones, se activará la cámara; al recibir una llamada, si el teléfono está sonando, al levantarlo cambia el modo sonido por el de vibración; si no interesa coger la llamada, bastará con poner el teléfono bocabajo; con un doble gesto se activa o desactiva la linterna… Detalle que son de agradecer y que dan un aire de gama superior al teléfono.

 

LA OPINIÓN

Lenovo está metida en la onda de compañías como Xiaomi o Huawei, entre las cuales están ofreciendo mayores prestaciones a precios más reducidos, basándose en muchos casos en la simpleza pero en el correcto funcionamiento, a fin de satisfacer al público mayoritario, que no es otro que el convencional. Lenovo se ha adaptado a la perfección a lo que se puede considerar el mercado de Android, que reclama un teléfono de gama media con cierto tamaño y con una cámara decente. En este caso es Android puro.

En el caso del Moto G4 Plus se trata de un dispositivo que posee unas virtudes muy distintivas. No es el caso del tamaño, que se ha aumentado al convencional de 5,5 pulgadas con las que cuentan la mayoría de los dispositivos de la gama media, pero sí de la pantalla, del sensor del huellas dactilares, la cámara o la carga rápida, aspectos importantes en cualquier dispositivo móvil.

Sobre el diseño, no será algo distintivo, lo cual no es un problema tratándose de un teléfono móvil de gama media. Es verdad que rompe con la tradición de los anteriores Moto, pero se ajusta a las medidas que ofrece la competencia dentro de su gama. La ranura para tarjetas Micro SD y el Dual SIM (dos ranuras SIM) son de valorar.

En el software, fluido e intuitivo, sí notarán diferencia aquellos anteriores usuarios de los Moto, al tratarse de una versión actualizada y optimizada. Además, podemos pensar que en poco tiempo será uno de los teléfonos que antes recibirán el Android N, lo cual situará a este dispositivo como referente. El soporte de actualizaciones es un punto fuerte porque ayuda a optimizar el rendimiento del teléfono y a aprovechar al máximo sus prestaciones. Por supuesto, todo esto teniendo en cuenta de que el precio es sumamente competitivo.

Definitivamente, se trata de uno de los smartphones más destacados de la gama media si nos atenemos a la relación entre la calidad de prestaciones y el precio. Está tremendamente equilibrado y, así como no flaquea en nada, gracias a algunos puntos aquí destacados se muestra como más competitivo que la competencia en algunas cuestiones. Por eso, el Moto G4 Plus es una muy buen opción de compra.

Si estás interesado en adquirir este producto sin sobrecoste, puedes hacerlo pinchando aquí.

Dejar respuesta