Posiciones ideales para estimular el punto G femenino

El punto Gräfenberg, popularmente conocido como punto G, es un área genital que se localiza dentro de la vagina, detrás del pubis, a unos tres o cuatro centímetros de los labios vaginales y que se trata de una zona erógena que al estimularla produce una fuerte excitación sexual, favoreciendo los orgamos y la eyaculación femenina. Para alcanzar el máximo placer favoreciendo la estimulación ateniéndose a esa parte erógena te presentamos posiciones para estimular el punto G. Además, practicarás posturas menos habituales, y esta novedad también será motivo para la excitación.

estimular-el-punto.G-femenino

– Abrazo. El hombre se posiciona de pie mientras la mujer se sujeta con los dos brazos rodeándole el cuello. La mujer también abraza su cintura con las piernas. El hombres controlará el ritmo y los movimientos.

punto-g-posiciones-posturas-estimulación-sexo-placer-relación-hombre-mujer-femenina-pareja– Amazona. La mujer se sienta a horcajadas, como si se fuese a montar un caballo, sobre el hombre y, de frente el uno y el otro, las dos personas realizan movimientos. Ella puede manejar la situación.

– Profunda. La mujer se sitúa boca abajo, con las piernas separadas y puestas sobre los hombros del hombre. Es una de las posturas más aconsejables en cuanto a la estimulación del punto G.

– Balanza. El hombre se sienta y la mujer se posa sobre los muslos de la pareja, quedando de espaldas y pudiendo elegir el ritmo. Con esta postura se puede disfrutar de la penetración y el hombre tiene accesible para sus manos el clítoris, por lo que se puede incrementar el placer.

– Unión del emú. La pareja se pone de pie, y, permaneciendo de espaldas el uno del otro, se lleva a cabo la penetración. Si la mujer se inclina favorece aún más la estimulación de la zona erógena.

Fuente: Sexualidad180

Dejar respuesta