Prueba estas mascarillas caseras y naturales, tu piel lo agradecerá

Tratar de mantener la belleza es algo lógico y ya totalmente extendido. Para las mujeres, estar guapas tiene una gran relevancia, como también para los hombres. La piel es uno de esos factores que preocupan. De hecho, la mayoría de las mujeres recurren a las mascarillas, algo que sucede desde los tiempos ancesatrales, cuando se empleaban métodos naturales y caseros gracias a los ingrdientes que aporta la Madre Naturaleza. Actualmente las empresas de cosméticos recurren a algunos de esos principios que se usaban hace cientos e incluso miles de años. Hoy en día, incluso los hombres se preocupan de mantener sana su piel.

mascarillas naturales y caseras para tu pielPuede que hayas recurrido a todo tipo de cremas que venden las tiendas y no termines de encontrar la solución que deseas. O tal vez estas cremas te resulten muy caras como para poder usarlas habitualmente. Si eres de los que visitan centros de belleza, quizás el gasto te resulte excesivo.

Por eso te proponemos una serie de remedios naturales y caseros que pueden ser los tratamientos para la piel que estés buscando. Son soluciones fáciles de elaborar y con ingredientes de los que habitualmente uno dispone en su hogar. Además, sabrás que estás aplicando remedios que no poseen aditivos ni productos químicos que pueden perjudicar a tu piel.

Aquí te presentamos las tres fórmulas que te pueden resultar revolucionarias y que nos presenta Ahorro.net. Esperamos que estas propuestas te permitan a partir de ahora a cuidarte como lo mereces. Con estas mascarillas caseras y naturales para tu piel te olvidarás de las cremas industriales.

Mascarilla de cacao.

Para elaborar esta mascarilla se necesitan los siguientes ingredientes:

-Nata líquida.

-1 cucharada de aceite de oliva.

-100 gramos de cacao en polvo.

Una vez que tenemos los ingredientes, se deben mezclar todos hasta que se consiga la textura de una mascarilla. O sea, una especie de pasta que no sea demasiado líquida, para que no se caiga o se desplace de las zonas en donde la aplicamos y se mantenga fijada. Una vez aplicada se debe de mantener durante al menos 20 minutos y posteriormente se retira con la ayuda de agua fría y una toalla. Es ideal para zonas como la cara, el cuello o el escote. Entre sus cualidades, es una mascarilla nutritiva.

Mascarilla hidratante de huevo.

Para elaborar esta mascarilla se necesitan los siguientes ingredientes:

-La yema de un huevo.

-Media cucharada de miel.

Al igual que en la elaboración de la mascarilla de cacao, los ingredientes se mezclan creando una pasta con una textura de mascarilla, como hemos dicho, lo suficientemente espesa como para que se fije sin moverse. También debe mantenerse en contacto con la piel durante al menos 20 minutos. Posteriormente debemos retirarla con el uso de agua tibia o fría. Lo ideal en este caso es que pruebes con ambas opciones y veas cuál es la que mejor resultado te aporta. Es buena para la cara, el cuello y el escote. Entre sus cualidades, es una mascarilla nutritiva

Mascarilla de miel.

Para elaborar esta mascarilla se necesitan los siguientes ingredientes, con cantidades igualadas:

-Miel de abeja.

-Suero fisiológico.

-Aceite de oliva.

Una vez que tenemos los ingredientes hay que mezclarlos todos. Luego se extenderá por la cara, que es aconsejable que esté recién lavada, y se dejará haciendo efecto durante un mínimo de 20 minutos. Una vez transcurrido este tiempo, se retirará la mascarilla haciendo uso de agua templada. Cuando se hayan eliminado los restos es bueno dar un último aclarado con agua fría, con el fin de tonificar nuestra piel. Entre sus cualidades se encuentra que es una mascarilla nutritiva, pero además, en este caso, sirve también para hidratar, por lo que es especialmente productiva en épocas soleadas, en las que la piel sufre más la exposición al medio ambiente.

Dejar respuesta