¿Quieres saber cuáles sos mayores riesgos para la humanidad antes de alcanzar el año 2050?

Las preocupaciones de la humanidad en pleno Siglo XXI no son las de otras épocas de la historia. Actualmente hay una serie de problemas que desde ahora hasta el año 2050 el hombre deberá de afrontar. Algunas de ellas son cuestiones sobre las cuales los científicos ya han alertado. Son problemas que hay que tratar de prevenir si no deseamos que afecten en mayor grado. ¿Quieres saber cuáles son los mayores riesgos para la humanidad antes de allcanzar el año 2050? Te los exponemos.

mayores riesgos para la humanidad– El crecimiento de la población mundial. El índice del número de habitantes humanos del planeta Tierra está creciendo desorbitádamente. Hoy por hoy se calcula que hay 7.400 millones de personas en el mundo, y cada uno demanda su parte de alimento, comida, combustible, electricidad… Lo que, además, desencadena en otro tipo de problemas de escasez e incluso guerras por el control de estas materias, como es el caso del petróleo. Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), se augura para el año 2050 una población mundial de 9.100 millones de seres humanos. Cabe decir que en 1950 el planeta contaba con 2.500 millones. O sea, en apenas un siglo ha pasado a multiplicarse casi por cinco.

– La escasez de agua dulce. A pesar de que tres cuartas partes del planeta Tierra es agua, muy poca es dulce y, por tanto, potable. De hecho, según expone ‘Batanga’, solo tres litros de cada 100 de agua que hay en la Tierra son de agua dulce. Y parte de esa escasa agua potable, dos terceras partes se encuentra en los hielos polares y glaciares, mientras que del tercio restante hay agua que se encuentra bajo tierra. Todo esto reduce a menos de 1% la cantidad de agua dulce a la que puede recurrir el ser humano.
Además, con el problema del crecimiento de la población, la proporción para cada habitante del mundo es menor. Un ejemplo del uso que se hace del agua es que para comer alrededor de un kilo de carne semanal se debe haber invetido 15.000 litros de agua potable. Según la comunidad científica, las zonas más afectadas con Afríca, Asia y Centroamérica, zonas con grandes desiertos. Se prevé que la demanda de agua puede incrementarse hasta un 40% en solamente los próximos 15 años. No se descarta que, como en algunas películas, se den guerras por el agua.

– El calentamiento global. La ciencia estima que la Tierra se ha calentado un grado en el último siglo. Esto puede traer consecuencias fatales en los próximos siglos, como las migraciones de todos los animales que habitan el planeta, incluyendo los seres humanos. Las consecuencias serán la extinción de cientos de especies y desequilibrios políticos y económicos que pueden crear un caos absoluto. La polución es uno de los argumentos para que se suceda el calentamiento global.

– Ciudades que desaparecerán. Tal y como recoge ‘Batanga’, actualmente existen 50 ciudades con al menor 5 millones de habitantes y 20 con más de 10 millones, además, hay más de 100 ciudades que cuentan con más de 3 millones de residentes. Una gran parte de estas ciudades están cerca al mar, lo que es además una de las razones que las ha permitido crecer, gracias a las comunicaciones. El calentamiento global está haciendo que los polos se vayan derritiendo y el nivel del mar va subiendo. Esto provocará que muchas ciudades desaparezcan por anundaciones y que millones de personas deban vivir un éxodo hacia otros lugares.

– Infecciones. Aunque ya se emplean en guerras, todavía el gran público desconoce cuáles podrían ser las consecuencias de guerras mundiales con armas químicas y biológicas. Pero lo cierto es que muchos países están desarrollando estas armas y se están armando con ellas ante posibles amenazas. Estos estudios químicos y biológicos, en manos de personas peligrosas, podría hacer que se extiendan infecciones o enfermedades hoy en día desconocidas. Asimismo, también hay enfermedades, como el sida o el ébola, que actualmente no tienen cura y se siguen extendiéndose por el mundo sin la aparición de una solución.

– Ciberataques. En el último sigol ha avanzado tanto el mundo de la informática que la mayoría de los gremios se han digitalizado y son dependientes de ordenadores. Por lo que estos también se han convertido de objetivos de muchos maleantes. De hecho, los ciberataques existen desde hace años. Pero pensando en algo mayúsculo, ¿cuántas empresas quebrarían si perdieran toda su información o no pudieran conectarse a internet? Algo así puede pasar. De hecho, al igual que por el control del agua potable, no sería descabellado pensar en guerras cibernéticas. De hecho, por ejemplo, actualmente se emplean los robots y drones para hacer la guerra.

Dejar respuesta