Recomendaciones para perder peso con los desayunos

Si estás buscando maneras de adelgazar debes saber la importancia que tienen los desayunos, los que para muchos especialistas son la considerada como la comida más importante del día. Porque con toda la jornada por delante, quedan todas las energías por gastar. De ahí que los desayunos tengan una influencia directa en toda la jornada que resta por vivir. Aquí te exponemos una serie de recomendaciones para perder peso con los desayunos.

perder-peso-con-los-desayunosAñadir una manzana al desayuno. Si añades a tu desayuno una manzana lo que conseguirás es aumentar la capacidad de tu cuerpo de quemar grasa. Esto es debido a que las manzanas son grandes fuentes de fibra, un nutriente que está demostrado que ayuda a reducir la grasa localizada en la zona abdominal. De modo que suma una manzana a tu desayuno.

Comer la yema del huevo. Hay personas que eliminan la yema a la hora de comer un huevo y debes saber que si lo haces, estás dejando de ingerir uno de los nutrientes más relevantes del huevo, la llamada colina, que es poderosa en vitaminas como la D y la B12, las cuales se erigen como fundamentales para la salud de los huesos y también del cerebro. El beneficio que reporta la yema, además, es que te dará una mayor sensación de saciedad, por lo que no necesitarás comer tanto en las siguientes horas.

Meter en el microondas la taza con la bolsita de té verde. Si pretendes potenciar los beneficios del té verde, que es rico en catequinas, un componente que es el que manda la señal a las células grasas para que no siga acumulando lípidos, es aconsejable meter en el microondas la taza de agua con la bolsita de té. Y es que calentar la taza con la bolsa sumergida supone extraer alrededor de una quinta parte más de catequinas que cuando la bolsa se mete en la taza una vez que ésta se haya calentado.

Acompañar el desayuno con canela. Está comprobado que la canela ayuda a mejorar la sensibilidad que posee el cuerpo a la insulina. Las consecuencias si se consume son que colabora en el momento de convertir las calorías consumidas en energía en vez de en grasa.

Elige la proteína debida. Seleccionar debidamente la proteína que se ingiere ayuda a prevenir en salud. Esto quiere decir que te decantes antes por los huevos, el salmón o el yogur griego que por alimentos como el beicon o las salchichas, que poseen elevadas cantidades de sulfitos y de sodio, los cuales resultan poco saludables tanto para la cintura como para el corazón.

Dejar respuesta