Rennes-le-Château, la aldea donde nació El código Da Vinci

Fue fuente de inspiración para la obra y se trata de uno de los pueblos más místicos de Francia

El-código-da-Vinci

En Rennes-le-Château se inspiró el escritor Dan Brown para su obra El código da Vinci. Se trata de una aldea francesa del departamento de Aude, en la región de Languedoc-Roussillon, en el sur de Francia. Es uno de los lugares más místicos del país galo.

Asmodeo-Rennes-le-Château-iglesia-santa-maria-magdalena-historia-mística-libro-misterio-francia-código-da-vinci-santo-grial-templarios-dan-brownSu historia, según los investigadores, se remonta hasta alrededor de los años 4.500 antes de Cristo. Eso apuntan monumentos megalíticos encontrados allí. Este lugar también ocupado por los romanos y formó parte del Camino de Santiago, por lo que se considera hogar de los Templarios. Dada su historia, es un lugar donde perdura el misticismo, crecido, además, por cerca de medio centenar de obras que han salido a luz en los últimos años y que hacen referencia a este peculiar pueblo cargado de memoria.

Uno de esos libros fue el publicado en 1967 y que adquirió protagonismo en la década de los setenta, escrito por Gérard de Sède y titulado El oro de Rennes. Esta obra multiplicó el interés y despertó todas aquellas leyendas que se forjaron con el paso del tiempo, asociadas con sucesos paranormales y el esoterismo. En este ‘boom’ colaboró más adelante Dan Brown, quien otorgó mayor fama a Rennes-le-Château, dado que la novela presenta conexiones con el mito del párroco de la aldea.

El-código-da-VinciEste párroco se llamaba François Bérenger Saunière y vivió entre 1852 y 1917. Supuestamente este párrco halló unos documentos o un tesoro secreto en uno de los pilares del altar de la iglesia cuando se estaba acometiendo a una reforma de la misma. Un suceso que reafirmaron dos de los seis obreros que tomaron parte en la obra. Se supone que en uno de esos documentos, los cuales no se han conseguido verificar y se exponen en el pueblo, aparece el árbol genealógico de la dinastía merovingia, a quienes, según teorías, se les sitúa como descendientes de Jesús de Nazaret. Se ha llegado incluso a especular con que el Santo Grial podría haber permanecido allí.

Asimismo, Saunière reformó el cementerio, y supuestamente borró nombres de alguna lápida y cambió de sitio otras. Cuando este párroco falleció, se cuenta que el cura que fue a darle la extremaunción se negó al salir asustado cuando se encontró solo ante el cadáver.

El-código-da-VinciHay otros historiadores que apunta que, viendo cómo creció el nivel de vida de este párraco, lo que encontró fueron documentos que le condujeron a enormes tesoros de los merovingios o de los cátaros, que también formaron parte de la historia de Rennes-le-Château. Otras corrientes dicen que lo que sucedió para el tremendo cambio de vida del párroco fue que hacía uso de los donativos de los creyentes.

Dejar respuesta