¿Sabes cómo dar el mayor placer a tu pareja?

Se suele decir que la pasión se va apagando en una pareja. ¿Te sucece a ti? ¿Estás preocupado porque crees que ya no volverá a ser lo mismo? Aprende a renovarte para poder explotar el placer. Y si no has llegado a ese punto en el que consideras que se está agotando el deseo, haz que no llegue. Te proponemos una serie de maneras sobre cómo mejorar los orgasmos. ¿Sabes cómo dar el mayor placer a tu pareja? Presta atención. Llevar la iniciativa es algo fundamental para el cambio de hábitos, para experimentar nuevas emociones y renovar la pasión.

Sabes-cómo-dar-el-mayor-placer-a-tu-pareja-cena-romántica

1. Aprender. Conocer tu cuerpo a fondo podrás conocer cómo darle placer. Se aprende con la masturbación. Gracias a ella vas experimentando sobre los orgamos. Cuando lo haces habitualmente tienes más posibilidades de poder llegar al orgasmo y de poder ir mejorándolos. Si te masturbas delante de tu pareja, por ejemplo, la incitarás y motivarás a ayudarte. Además aprenderá cómo te gusta, qué movimientos, dónde tocar, cómo hacerlo…

2. Juegos preliminares. Para tratar de alcanzar el máximo placer y poder llegar al orgasmo hay que tratar de prolongar el momento y la variedad. Por ejemplo, antes de llegar a la penetración es recomendable tener sexo oral. Esto multiplicará el placer y hará que sea más fácil llegar al orgasmo y también que este sea más intenso. Saber practicar el sexo oral con destreza es una garantía de placer para la pareja. Si crees que no sabes hacerlo de la manera correcta, perfecciona la técnica con tu pareja. Pregunta y que te responda. Déjate guiar. Además, puedes introducir juguetes sexuales, los cuales están diseñados precisamente para eso, para incrementar el placer. Tu pareja lo agradecerá y harás sentir experiencias novedosas.

3. Variedad de posturas. Para no apagar la llama del deseo aplica novedades en las relaciones sexuales. Una de ellas es variar de posturas. Hay multitud de ellas. No se trata de inventarse nuevas. Hay mucho escrito acerca de esto. Echa un vistazo en internet o en algún libro asociado a la temática y aprende. ¿Te suenas el Kamasutra? No es un mito. Presionar diferentes puntos, rozar partes que no se suelen acariciar, estimular zonas que se desconocen… También puedes ser autodidacta. Ve probando y descubre. El caso es innovar en los hábitos, precisamente para eso, para que el sexo no sea rutinario y se mantenga o incluso aumente el placer.

cómo dar el mayor placer a tu pareja4. Hacer planes. Haz planes diferentes. Por ejemplo, una cena fuera de casa puede ser la chispa para una gran noche, el inicio de una noche diferente a la mayoría, pues puede propiciar una posterior salida de copas o incluso terminar bailando pegados, lo que puede incitar al jugueteo y terminar en una noche de placer desenfrenado. Os iréis motivando el uno y el otro hasta coger con ganas la intimidad.

5. La ropa causa efecto. Comprar ropa diferente, algún elemento que no sueles llevar, puede motivar a tu pareja. Un conjunto de noche, por ejemplo, es un complemento perfecto para iniciar un momento íntimo con mayores motivaciones. Ir sexy influirá en tu mente y en la mente de tu pareja. Sin duda, te calentará y le calentará. Y eso desembocará en mayor deseo porque alimentará imaginación.

6. Provoca momentos de intimidad. No tienes por qué salir de casa. Simplemente, puedes organizar en tu casa un momento íntimo, como una cena con velas y un hilo musical de fondo. Si no lo sueles hacer, generarás momento poco habitual y salir de las rutinas motiva. Además, lo puedes complementar con una ropa atractiva, sexy, aprovechando esa intmidad. Apela a esos momentos del inicio de la relación. Seguro que recuperarás sensaciones y eso dará vida a la relación y fomentará los momentos de placer. La pasión se renovará.

cómo dar el mayor placer a tu pareja7. Elige comida incitadora. Si escoges una comida que genere erotismo, aumentarás las posibilidades de causar sensaciones. Por ejemplo, los alimentos que se comen con las manos pueden conducir al jugueteo. Los gestos poco usuales pueden incitar. Concéntrate en la comida, disfrútala y haz que tu pareja te vea cómo disfrutas. Sé sugerente al comer, moderdiendo, chupando, para enviar mensajes a su cerebro, para despertar sus emociones. Haz que capte el mensaje gestual. Ya sabes cuál será el último plato…

8. Innova en las formas. ¿Se te ha ocurrido mandar un mensaje sugerente? Esto motivará e incentivará la imaginación de tu pareja. Si nunca lo has hecho, prueba. Si lo has hecho, hazlo más veces. Enviar un mensaje o hacer una llamada a modo de declaración de intenciones despertará el deseo de tu pareja de tenerte delante e iniciar una relación sexual. Es un modo de jugar que ofrece cambios en las rutina. Eleva la moral de tu pareja y propicia un momento posterior. También puede tener resultados inmediatos. ¿Has probado el sexo por teléfono? Perderás cualquier tipo de vergüenza y te reportará experiencias nuevas.

9. Cambia de lugares. Los cánones que os habéis establecido hacen del sexo una rutina. Por eso debes variar, tanto en momentos como en lugares. ¿Has explorado todos los lugares de tu casa? ¿Has probado fuera de ella? Modificar estas rutinas aumentará el deseo y potenciará el placer. No tienes por qué tener todo preparado, simplemente improvisa. Si buscas tener más momentos de intimidad sexual, haz por ello. Provoca.

10. Aprende a motivar. Unas palabras pueden generar sensaciones. Si habitualmente no eres de lanzar piropos, promuévelos. Haz los regalos que en el inicio de la relación hacías. Motiva a la persona que tiene a tu lado y esta te recompensará. Si lo haces, fomentarás que la otra persona lo haga. Esto dará vida a la relación.

Dejar respuesta