¿Sabías que tu rostro indica cómo eres en la cama?

Siempre se ha dicho que la cara es el reflejo del alma, pero con este dicho siempre se ha apelado a cualidades morales. Ya en China hace más de 3.000 años se ha estudiado la cara como un indicador que manifiesta el estado de las personas y sus sentimientos. La fisionomía del rostro ha sido un gran objeto de estudio para tratar de determinar el tipo de personas que se es. La investigadora Tracey Cox, autora del libro ‘Supersexo’ ha llegado a conclusiones estudiando las formas del rostro.

Cox indica que en base al rostro se puede determinar qué tipo de persona eres en la cama. O sea, asocia las facciones a la sexualidad. De modo que, además de estados de ánimo, la cara, que puede generar más de 7.000 expresiones diferentes, también refleja qué clase de persona eres cuando mantienes sexo.

tu-rostro-indica-cómo-eres-en-la-camaBasándose en la cara, Cox dice que se puede concluir, por ejemplo, la pasión o lealtad de las personas, así como las posiciones sexuales preferidas. Aquí te exponemos rasgos fisionómicos que determinan cómo eres.

La boca

Cox dice que si posees una boca grande puedes disfrutar de un mayor placer. Por ejemplo, unos labios que son carnosos con característicos de alguien que es aventurero y que incluso puede tener tendencias que apuntan hacia la infidelidad. La boca ancha, tal y como apunta la autora, es reflejo de una persona que es dominante y ambiciosa. En el caso opuesto, si la boca es pequeña, las personas suelen gozar de mayor creatividad, a pesar de alcanzar orgasmos de una manera más rápida. También indica que este tipo de boca más pequeña apunta a personas que son menos cariñosas.

Los ojos

La mirada es otro de los rasgos que define Cox. Cuando se trata de ojos claros, estas personas gozan de un erotismo rápido y con variados grados de excitación que colaboran a la hora de incrementar la libido. No obstante, son personas menos románticas. Cuando se trata de ojos oscuros, estos muestran pasión y son amantes de los largos actos sexuales, duraderos, prolongados en el tiempo. Se estiman como explosivos sexualmente y entre sus preferencias para la práctica destaca la cama en lugar de otros lugares.

La nariz

Cuando la nariz se presenta puntiaguda y con finura, este define a una persona romántica y a la vez soñadora. Se trata de personas que disfrutan del amor practicándolo con suavidad. Sus preferencias en cuanto a posiciones sexuales son clásicas. También suelen ser personas que no presentan un gran interés por las aventuras eróticas. Sucede al revés con aquellas que poseen una nariz irregular. Cox asocia con este rasgo a personas que son amantes del sexo y que buscan mantenerlo en cada situación que pueden además de en cualquier lugar que se presenta.

Las cejas

Aunque aparentemente puede ser una de las partes del rostro menos identificativas comparada con ojos, boca o nariz, no es así. Las cejas se antojan como el marco del rostro. En el caso de que cuenten con grosor, para Cox se proyecta que eres una persona experta en el sexo y que buscas nuevas experiencias y, a poder ser, lo más eróticas posibles. Mientras que si se habla de una cejas estrechas y con escaso vello, para Cox se transmite que eres una persona interesada en el apartado espiritual del amor, te presentas como romántico y sensual, dejando más de lado el sexo en cantidad.

Dejar respuesta