Series al borde de la ruina por conflictos detrás de las cámaras

Una cosa es lo que las series transmiten cuando son vistas desde el televisor y otra bien distinta es la realidad que se vive detrás de las cámaras, en los sets de rodaje, donde las relaciones entre los protagonistas no es lo que aparenta ser. Incluso las hay con unos problemas que ha estado al borde arruinar el futuro de la serie. Aquí te demostramos que no es oro todo lo que reluce y que en ocasiones solamente los intereses comunes, el éxito o modificaciones en los guines han servido como medidas para hacer sobrevivir a algunas series.

 
 

Homeland

Homeland-Damian-Lewis-Claire-DanesLos protagonistas Damian Lewis y Claire Danes, a quienes fruto de la imagen transmitida en la serie se les asoció a una relación sentimental a pesar de estar ambos casados, terminaron teniendo una muy mala relación. Hasta tal punto que la serie pudo dejar de rodarse. De hecho, el papel de Danes, ejerciendo de productora, jugó un papel determinante desde la cuarta temporada, en la que no aparece Lewis. Los espectadores se mostraron en general reticentes a la idea, sin embargo, la serie consiguió mantener la atención del gran público. La ausencia de Lewis hizo que Danes jugara el papel de única protagonista.

Anatomía de Grey

Greys-Anatomy-Anatomía-de-GreyUna bronca tremenda trascendió de los sets de rodaje y llegó al gran público. Se trata de una discusión entre Isaiah Washington y Patrick Dempsey que se produjo ante todo el equipo de rodaje. En ella, Washigton llegó a insultar a Theodore Raymond Knight, conocido como T. R. Knigth, por ser homosexual. Esto condujo a la serie a una profunda crisis. Washington fue despedido de la serie y terminó pidiendo perdón a los gays y lesbianas del mundo entero. Para dar continuidad a la serie, el personaje que interpretaba Knigth murió y Shonda Rhimes aprovechó la circunstancia del guión para dar una nueva oportunidad a Washigton en la décima temporada.

Embrujadas / Hechiceras

Embrujadas-Hechiceras-CharmedLas hermanas Hallywell se llevaban a la perfección detrás de las cámaras. Prue, Piper y Phoebe tenían una gran relación al abandonar estos personajes, pero la tercera temporada marcó un antes y un después en esta relación. Tanto Shannen Doherty como Alyssa Milano empezaron a llevarse mal. En los rodajes tenían constante encontronazos. En vista de ello, se modificó el guión. En la parte final de la tercera temporada Doherty fue herida en previsión de lo que podría suceder. Y es que en el inicio de la cuarta temporada ya no estaba en la serie. En su lugar apareció la figura de Rose McGrowan, sustituyendo a Doherty como tercera hermana Hallywell.

Padres forzosos

Ashley_Mary-Kate_Olsen_Padres-forzososSegún la película ‘The Unauthorized Full House Story’, la serie Padres Forzosos vivía luchas internas como fruto de los fuertes egos de los protagonistas. Si bien, luego se encargaban de desmentir tales problemas a través de las redes sociales. El creador de la serie, Jeff Franklin, escogió a Danny Tanner para hacer de protagonista, aunque su fama no era del todo apropiada. Se cuenta que era amante de los chistes obscenos y se le prohibieron delante de los niños, aunque Tanner debía tener incontinencia. En una ocasión, la emprendió con un maniquí y estos provocó una gran pelea entre Franklin y él. Sin embargo, todo esto siempre se desmentía en las redes sociales. La fama adquirida por las hermanas Olsen, cuya popularidad estaba solamente por debajo de la de Mchael Jackson en esa época, también causó envidias entre los actores, que reclamaban subidas de sueldos que generaron problemas internos.

Dos hombres y medio

Charlie-Sheen-dos-hombres-y-medioEl carismático Charlie Sheen fue una fuente de contratiempos en la serie Dos hombres y medio. Gracias a esta serie se transformó en el actor mejor pagado de la televisión. Si bien, los tiras y aflojas entre el creador de la serie, Chuck Lorre, y el díscolo actor eran permanente. De hecho, Sheen abandonó la serie tras la octava temporada. Su sustituto fue Ashton Kutcher, que trató de imitar el papel de Sheen sin el éxito de este. De hecho, se demostró con su marcha que era el gran partícipe del éxito de la serie, con quien gozó de una audiencia de hasta 17 millones de espectadores y tras su adiós descendió hasta los 7. Sheen criticó el final de la serie con una declaraciones recogidas por TMZ que decían lo siguiente sobre Lorre: “Ya no le importa lo que le ocurra al guionista. No me importa si vive o muere. ¿Para hacer algo tan largo, inmaduro, poco evolucionado, y estúpido?”.

Sensación de vivir

Jason_Priestley_Shannen_Doherty_sensación-de-vivirAl igual que en Embrujadas / Hechiceras, Shannen Doherty también tuvo problemas en Sensación de vivir. La actriz protagonista apenas contaba con 20 años por aquel entonces, pero los problemas no dejaban de sucederse, de manera que se decidió prescindir de ella después de la cuarta temporada de la serie. Permaneció media serie apartada, hasta que años más tarde, para hacer un remake de la serie, se volvió a contar con ella. Doherty y Jason Priestley, protagonistas de la serie, también tuvieron problemas tras la publicación de la autobiografía del segundo.

El Príncipe de Bel Air

Will_Smith_El-Príncipe-de-Bel-AirLas sonrisas despertadas por esta serie no pueden transmitir los problemas internos. La actriz Janet Hubert, que interpretaba a la tía Viv, fue despedida debido a sus malos comportamientos. Supuestamente dejó el rodaje por un embarazo, lo que ha sido desmentido que fuese el motivo de su desaparición. Los componentes de la serie vivieron conflictos con ella, que reconoció que estaba molesta con Will Smith por la manera en la que fue despedida de la serie. Hubert fue reemplazada por Daphne Maxwell Reid. Hubert reconoció que quería solventar los problemas con Will Smith. Tal vez sea porque la serie seguirá rodando 25 años después.

Los problemas crecen

Kirk_Cameron-los-problemas-crecenDurante el rodaje de la serie de televisión Kirk Cameron, protagonista de la misma, se convirtió al cristianismo y esta circunstancia trajo consigo problemas. Comenzó a tratar de influir en los trabajos de los guionistas y directores, complicando el avance de los rodajes. Trataba de volcar sus creencias morales hasta el punto de que solicitó el despido de la actriz Julie McCullough porque esta había posado para la revista Playboy. Además, buscó que fuese reemplazada nada más y nada menos que por su novia, Chelsea Noble.

Dejar respuesta