Trucos para evitar comer antojos que engordan

Todo el mundo está expuesto a ellos. Los antojos son un peligro para mantener la línea. Seguro que en innumerables ocasiones te has visto tentado por ellos y habrás ‘pecado’ otro montón de veces. Los antojos, además, son alimentos que generalmente engordan mucho. Son muy tentadores debido a que se comen con facilidad, en cualquier lugar o momento. Están preparados para ello. Si ahora lo que buscas es prepararte tú contra ellos, aquí te mostramos algunos trucos para evitar comer antojos que engordan. A partir de ahora podrás olvidarte de los snacks o picnics, esas comidas entre horas que te hacen engordar.

trucos-para-evitar-comer-antojos– Come chicle. Con un chicle en la boca se ejerce el mismo movimiento que si estuviésemos comiendo. La mandíbula realiza un movimiento repetitivo que envía señales a la zona del cerebro que trabaja para el control del apetito y también de la saciedad. Es por eso que si tu cerebro piensa que al estar masticando estás comiendo por lo que empezarás a sentirte lleno. Además, hay otro factor con el que ayudan los chicles, y es que al ser dulces ayudan a liberar serotonina, una sustancia química producida por el cuerpo humano que transmite señales entre los nervios y que aporta bienestar. Precisamente se asocian los niveles de la serotonina con la necesidad de consumir antojos.

– Limpia los dientes. Un remedio muy común es lavarse las boca. Cuando te entra hambre puedes ir al lavabo y limpiarte los dientes. El sabor a menta quita las ganas de comer. Hay estudios que demuestran que cuando se huele la menta se genera una sensación de saciedad. Si bien, controla las veces que te lavas la boca, porque puedes causar daños en la dentadura.

– Charla con otras personas. La charla ayuda a mantenerte distraído y eso hará que no estés pensando en comida. Debes saber, además, que en momentos de estrés el cuerpo libera cortisol, que es conocida como la hormona del estrés. Para poder focalizar los pensamientos en otra cosa que no sea la comida recurre al diálogo con las personas que tengas cerca.

– Juega con el teléfono móvil. La mayoría de las personas viajan hoy en día con un teléfono móvil en el bolsillo. Lo puedes utilizar como un remedio para combatir las tentaciones de la comida basura. Instala un juego o realiza cualquier actividad para distraerte y olvidar las ganas de comer. Debes saber que hay estudios que indican que jugar al Tetris reduce las ganas de comer, debido a que los colores y las figuras moviéndose distraen la mente. Las investigaciones añaden que este efecto se prolonga incluso un rato después de haber jugado. De modo que descárgate el Tetris y combate la tentación.

– Busca sustitutivos. Si has probado de todo y no consigues aparcar las ganas de comer, puedes proponerte buscar alimentos sustitutivos para esos antojos. Hay alimentos que no engordan y que se pueden emplear en esos ratos fuera de los horarios de las comidas en los que queremos llevarnos algo de comer a la boca. Fíjate en las tablas de componentes de los alimentos y podrás saber qué es lo que más te conviene. Puede ser una solución. Quizás no debas de privarte de comer, sino que tal vez tu remedio sea cambiar los alimentos que ingieres.

Dejar respuesta