Una accidentada petición de matrimonio

Kayla Harrity, de 24 años, y Mateo Picca, de 25, son una pareja de Charlotte, Estados Unidos, que llevaba seis años de relación. Durante las vacaciones familiares en Southport, en Carolina del Norte, Mateo decidió que tomaría de una de las decisiones más importantes de su vida.

Kayla-Harrity-Matthew-Picca-petición-matrimonio-anillo-agua-mar

Ambos estaban frente al restaurante Old America Fish Co, en el puerto de Southport, y Mateo quiso sorprender a Kayla. “Me di la vuelta y él estaba de rodillas”, comentó Kayla, en declaraciones recogidas por WECT. Su novio estaba en posición de hacerle una petición de mano, quería proponerla matrimonio. Pero en ese momento tan especial llegó el accidente.

Una accidentada petición de matrimonio

“Al abrir la caja, el anillo se cayó y se coló entre las grietas al mar”, relató Kayla. El anillo de compromiso se coló por los huecos del pantalán del puerto. Se fue al agua pasando por las rendijas. “Me cubrí la cara y empecé a llorar porque sabía que mi novio estaba devastado”, siguió Kayla. “Mateo no llegó a decirme nada antes de que el anillo se cayera”, añadió.

Una accidentada petición de matrimonio

En ese mismo instante, ante los espectadores que contemplaban la escena, que eran clientes del bar, dejaron sus bebidas y se lanzaron al agua a ayudar a la pareja a recuperar el anillo de boda. “En el bar había tres hombres que estaban disfrutando de una cerveza y vieron todo el asunto “, prosiguió Kayla. “Se debieron de sentir mal por nosotros y no querían que nuestro compromiso terminara así. Entonces saltaron al agua y ayudaron a buscar el anillo”, añadió Kayla, que vio cómo los colaboradores se zambullían en el agua con la ropa puesta.

Kayla-Harrity-Matthew-Picca-petición-matrimonio-anillo-agua-mar-puerto

La mala suerte continuó. Porque la hermana de Kayla estropeó el teléfono móvil de Mateo, al mojarlo usando la linterna para localizar el anillo.

Kayla-Harrity-Matthew-Picca-petición-matrimonio-anillo-agua-mar-

Sin embargo, la historia pudo terminar con un final feliz, dando un halo de exclusividad a la situación y quedando en anécdota. “Después de diez linternas, cinco pares de gafas y más de una hora y media de búsqueda… ¡el anillo fue localizado!”, se congratuló Kayla. Un tipo desinteresado llamado Kyle Blusher fue capaz de encontrar el anillo. La situación ganó tanta expectación que finalmente la pareja se vio rodeada de curiosos.

Kayla-Harrity-Matthew-Picca-petición-matrimonio-anillo-agua-mar-personas

Como las cosas no habían salido como esperaba Mateo, la situación se repitió y esta vez sí, pudieron celebrar que se casarían. “Todo el mundo en el bar estaba animando. De repente, todo el mundo comenzó a cantar: ¡Propónlo otra vez, otra vez!”, rememoró Kayla al citado medio de comunicación. “Fue la mejor sensación del mundo. Mi novio, empapado, con olor a agua salada, procedió a bajar una rodilla y poner el hermoso anillo en mi dedo”, continuó Kayla. “La energía de todo el mundo en el bar era increíble. Fue un shock total”, expresó la futura casada.

Kayla-Harrity-Matthew-Picca-petición-matrimonio-anillo-agua-mar-personas-

“La gente fue increíble. Estamos muy agradecidos de tener su ayuda esa noche”, dijo Kayla, que aseguró que permanecieron una hora celebrando la boda que estaría por llegar con el resto de las personas que estaban allí. “Nos dijeron que todo Southport estaba hablando de ello. Definitivamente fue una noche para recordar”, concluyó Kayla.

Fotos: Kayla Harrity

Dejar respuesta