Vivir de una forma peculiar

Una discusión con su casero motivó a la alemana Leonie Müller a vivir en los trenes

Vivir de una forma peculiar

Leonie-Müller-vive-en-un-tren-vida-viajandoDice que todo surgió de una discusión con su casero. A partir de ese momento, esta mujer llamada Leonie Müller decidió dar un giro radical a su vida, se dijo que viviría en movimiento. Desde entonces, esta estudiante alemana vive en movimiento, en los trenes. “Todo comenzó con una disputa con mi casero. Al instante decidí que no quería vivir más tiempo allí y me di cuenta de que en realidad lo que no quería era vivir en un lugar concreto”, relata para el Washington Post en una conversación establecida vía correo electrónico.

 

Leonie-Müller-vivir-en-un-tren-vive-en-un-tren-vida-peculiar

Lo primero que hizo Müller fue hacer la maleta que la acompañaría a todas partes. Luego compró un bono de viaje que le permite viajar sin límites en todos los trenes de Alemania. Desde entonces, vive en entre tren y tren, siempre en movimiento. Una vida peculiar. “Leo, escribo, miro por la ventana, me encuentro con gente agradable todo el tiempo. Siempre hay algo que hacer en los trenes”, explica Müller a la televisión SWR durante una entrevista.

vivir-en-un-trenNo paga alquiler y tiene cama y ducha asegurada, lo que le supone un ahorro económico respecto a su anterior vida en una casa de alquiler. Ahora, como asegura, gasta los cerca de 330 euros del bono de viaje a diferencia de los casi 400 que pagaba por su vivienda. Las necesidades las cubre en los trenes, de los que se baja para abastecerse de otro tipo de necesidades, como la de comer. Come mucha comida servida para llevar, como es lógico. Esta vida no le impide proseguir con sus estudios, gracias a su ordenador portátil, y conocer cualquier parte del mundo.

 
 
 

Su objetivo no es ahorrar dinero, que lo hace, sino demostrarse a sí misma y al mundo que los hábitos que se llevan en la vida actual no tienen por qué ser los establecidos socialmente vivir-de-forma-difierntehablando. “Quiero inspirar a la gente a cuestionar sus hábitos y las cosas que consideran normal”, dice al Washington Post, y añade: “Siempre hay más oportunidades de las que uno piensa, y las aventuras siempre están a la vuelta de la esquina, siempre y cuando se quieran encontrar, claro”.

Algunos de sus destinos son las casas de conocidos y familiares, en las que aprovecha las paradas de tren para descansar. Esta manera de vivir no le impide a Müller tener una relación sentimental. “Se podría pensar que se trata de una relación a distancia, pero los trenes me permiten que no sea así”, asegura para SWR.

 

vivir-de-forma-peculiarRespecto a la opinión de sus allegados, dice que las hay de todo tipo. “A la mayoría de mis amigos les gusta mucho la idea, aunque que consideran que es bastante aventurera; otros, sin embargo, han reaccionado de forma más negativa, porque se sienten ofendidos por el hecho de que yo cuestiono el camino ordinario de la vida y de la forma de vivir”, expresa a la cadena SWR.

Eso sí, Müller reconoce que para esta forma de vivir son imprescindibles unos auriculares, para poder mantener la concentración que se requiera o para poder descansar si hay algún viajero un tanto ruidoso.

 

Foto: Leonie Müller / Facebook

Dejar respuesta