Análisis y opinión de Super Mario Odyssey

Mario Bros nunca se fue. Los amantes del mítico fontanero están de enhorabuena. La saga continúa con Super Mario Odyssey, una entrega que vamos a analizar en este artículo, coincidiendo además con la celebración del primer aniversario de la consola Nintendo Switch. Aquí te ofrecemos nuestro análisis y opinión de Super Mario Odyssey, un juego que estamos convencidos de que no te decepcionará y que podemos tildar de histórico gracias a algunas de las novedades que presenta y que a continuación te iremos exponiendo.

Analisis-y-opinion-de-Super-Mario-OdysseyLo primero que llama la atención de esta entrega es la libertad que ofrece Super Mario Odyssey. Los jugadores podrán explorar libremente el mundo que ofrece este videojuego, llamado a ser uno de los grandes referentes del género. Esta libertad de exploración priva de monotonía porque el jugador podrá decidir qué hacer en cada momento. Por lo que no habrá dos partidas iguales. Algo que a primera vista se agradece si recordamos el modo de juego de otras entregas de la saga de Mario Bros, donde las pantallas obligan a un orden preestablecido y propuesto por los desarrolladores del juego. Aquí la aventura la organizas tú. Pero… ¿esta libertad es suficiente para hacer de Super Mario Odyssey un juego especial?

En esta propuesta para Nintendo Switch es un juego de plataformas con una gran amplitud. y es que Super Mario Odyssey es un gigante mundo que poco tiene que ver con anteriores juegos de Mario Bros. Por eso, este juego establece un antes y un después. Rompe con los moldes conocidos. Por poner un ejemplo comparativo, esta entrega del legendario fontanero recuerda a otro de los grandes personajes de la factoría Nintendo, como es Super Mario Odyssey evoca a The Legend of Zelda: Breath of the Wild por gozar de un mundo tan amplio y con semejante libertad de exploración. La referencia, como se puede ver, no es mala, ni mucho menos. La referencia da cuenta de la dimensión que propone Nintendo. Como hemos dicho, hace que sea un juego muy rejugable gracias a su variedad. Y es que la diversión está garantizada con esta entrega de plataformas en formato 3 dimensiones.

Las habilidades de Mario permiten una gran interacción con el universo que ofrece el juego, dividido en reinos que resultan muy diferentes entre sí. De hecho, dentro de cada reino deberemos de investigar la moneda local, que será necesaria para poder comprar los distintos atuendos que puede llevar Mario. Esto amplía la experiencia del jugador y resta monotonía. Cada reino ofrece escenarios verdaderamente amplios, pero el videojuego queda alejado de ser un sandbox, porque tampoco lo pretende. Cada reino posee una gran cantidad de secretos. Por eso los usuarios vivirán deseosos de saber qué pueden encontrar en cada rincón. El Super Mario Odyssey ofrece una gran variedad de lo que pueden denominarse minijuegos compuestos por puzzles, pruebas de diferente índole, desafíos variados, diferentes pruebas de lucha contra el reloj y, por supuesto, distintos jefes finales.

Una de los grandes elementos diferenciadores de esta entrega es Cappy, una gran novedad introducida por los creadores que seguro que pasará a la historia. Y es que Cappy es una gorra que Mario utilizará para dominar a algunos de los enemigos que irán apareciendo a medida que vamos avanzando. Además, Cappy también permite que Mario adopte una serie de habilidades que amplían el abanico de posibilidades del simpático personaje, que ya de por sí goza de una cantidad de movimientos que deberemos de ir aprendiendo y que tardaremos en controlar. La introducción de este elemento es sumamente acertada, porque amplía la jugabilidad con una cantidad de habilidades. No en vano, la gorra que lleva Mario podrá lanzarse en cualquier dirección, lo que aumenta la experiencia de jugabilidad. Saltar sobre los enemigos u objetos es algo propio de Mario, pero con Cappy se abre un nuevo horizonte para el personaje. A buen seguro, este elemento ha llegado para quedarse en posteriores entregas del fontanero de Nintendo. La gorra permite, por ejemplo, atacar a distancia a los enemigos.

Cappy también permite a Mario sufrir transformaciones cuando dominamos a los enemigos que hay en cada reino. Por ejemplo, podremos convertir a Mario en goomba, lo que nos permitirá crear torres; podremos transformarnos en una rana, para ganar altura en los saltos; podemos también convertir a Mario en un pez, para bucear cuando sea necesario; también podremos transformar al personaje en una llama que permite esquivar lava. Estas son algunas de las conversiones que ofrece Cappy. Como puedes ver, las habilidades de este nuevo Mario son múltiples. ¿Recuerdas a Kirby? Nintendo parece haber adoptado lo mejor de cada juego. En este sentido, Mario recuerda a Kirby, otro de los personajes más icónicos de la marca.

super-mario-odyssey-nintendo-switchComo hemos dicho, en Super Mario Odyssey predomina la exploración, así como la interacción con el variado entorno. Por eso los caminos para alcanzar las distintas habilidades que puede poseer Mario son variados. No obstante, el juego no ha hecho olvidar los principios del personaje. Por eso predominan los saltos en este juego de plataformas. De ahí que la esencia de Mario esté asegurada. De hecho, hay zonas en las que se requiere de una gran precisión y coordinación para avanzar en la coloreada aventura.

Lo bueno de este juego es que va escalando gradualmente en dificultad. A medida que vamos familiarizándonos con los movimientos y habilidades, van surgiendo otros nuevos. Por lo que el reto está garantizado en todo momento. Esa progresión nos permitirá ir superando las distintas, descubrir todos los secretos e ir logrando todas las lunas. Por eso hay que combinar la capacidad de exploración del jugador y también su habilidad para superar los desafíos.

Los secretos abundan en Super Mario Odyssey. Principalmente, el objetivo de Mario es lograr combustible para la aeronave Odyssey, con la que nos trasladaremos de un reino a otro persiguiendo al malvado Bowser, que está planeando una boda para casarse con la princesa Peach, que se encuentra desaparecida. La misión será rescatarla después de localizarla con nuestra nave, la cual necesita combustible para la búsqueda de la princesa raptada.

Esa ‘gasolina’ que se necesita para seguir avanzando en la aventura se consigue a través de las lunas, las cuales figuran por todos los lugares que iremos descubriendo. La idea es conseguir algo más de media docena de lunas. Como hay muchas más de las necesarias, no habrá frustraciones para poder seguir avanzando. Si bien, como hemos venido diciendo, se premia la exploración, por lo que investigar cada esquina nos traerá recompensas. La imaginación es un elemento importante en esta entrega de Nintendo, donde necesitaremos las herramientas que ofrecen los creadores en el juego para allanar el camino hacia nuestros objetivos.

Respecto a los controles del juego, están muy depurados, como buen plataformas que es. Esto hace que la experiencia con los JoyCon de la consola Nintendo Switch sea generosa. Los diseñadores del juego han querido explotar todas las posibilidades que ofrece la videoconsola. De este modo, los clásicos podrán llevar el control de Mario de un modo tradicional, mientras que los jugadores de las nuevas generaciones de consolas podrán explotar los JoyCon de forma separada si así lo desean. Un ejemplo de las posibilidades que ofrecen los JoyCon es que podremos agitar el derecho a fin de lanzar a Cappy para dirigirlo contra los enemigos. Podremos incluso dar efecto al lanzamiento con un giro de muñeza. Como hemos comentado, este control mediante el movimiento es totalmente opcional, pero desde luego amplía la experiencia de control de Mario.

En definitiva, Super Mario Odyssey goza de una tremenda fluidez. A simple vista se puede observar un juego muy trabajado para mejorar la experiencia de los jugadores. Después de la experiencia de Super Mario 3D, la exigencia era mucha para Nintendo y no ha decepcionado con esta nueva entrega de la saga. El juego saca partido de todas las posibilidades visuales que ofrece la Nintendo Switch y su hardware. En algunos de los minijuegos que ofrece el juego también se hará uso de la vibración HD y de las posibilidades que ofrecen los JoyCon.

Sin duda, Super Mario Odyssey sorprende a los amantes de Mario Bros, pero también hará las delicias de aquellos que no se han adentrado en el mundo del famoso fontanero. Las novedades son múltiples y agradables. Como hemos dicho, una referencia puede ser The Legend of Zelda: Breath of the Wild, donde abundan las animaciones, los gestos de los personajes y las sorpresas, todo ello aderezado por un agudo sentido del humor que potenciará la diversión que ofrece el juego. Nintendo ha hecho un buen trabajo que será recordado por los jugadores y que marcará un antes y un después en la saga de Nintendo.

En este párrafo queremos precisar que, a pesar de que en el texto tratamos a Mario como un fontanero, concepción generalizada durante el paso de los años, lo cierto es que el personaje creado en 1981 por Shigeri Miyamoto, según Nintendo, dejó de ser un fontanero para convertirse en un polifacético aventurero. Super Mario Odyssey es su nueva aventura.

Si deseas adquirir Super Mario Odyssey sin sobrecoste alguno, puedes hacerlo pinchando en este enlace. En el primero de los enlaces, el juego adjunta un obsequio, un pin de Cappy, la novedosa gorra de Mario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here