Consejos para quitar las canas

Las canas están asociadas a la edad. Y aunque sabemos que tarde o temprano aparecerán, no sabemos cuándo sucederá. Hay personas que llevan mejor que otras la aparición de las canas. Debes saber que hay diferentes remedios para ocultar las canas. Aquí te ofrecemos distintos consejos para quitar las canas. En algunos casos se trata de disimular su aparición y en otros te damos la solución para hacerlas desaparecer. Puedes ir probando algunos de de ellos hasta dar con el método que más se ajuste a tus necesidades y gustos, ya que, por ejemplo, unos remedios son más caros que otros.

quitar-las-canasTintes. La opción que más se emplea para la eliminación de las canas es el uso de los tintes tradicionales. Este método funciona a través de un proceso de oxidación gracias al cual podemos cubrir el cabello de color durante aproximadamente un mes. Además, es una fórmula que permite eliminar las canas en nuestra propia casa, por un económico precio. El aspecto negativo del uso de tintes es que es proceso químico que puede dañar el pelo. Por eso, abusar de los tintes no es la mejor solución.

Baños de color. La gran diferencia entre la opción de los baños de color y el uso de los tintes tradicionales es que el primero no daña el cabello. Esto se debe a que los baños de color emplean componentes vegetales. De este modo el pelo no se ve dañado por el proceso químico de los tintes. Este remedio tiene una duración similar a la de los tintes. Es de alrededor de un mes.

Mechas y reflejos. Esta opción es más productiva cuando se trata de cabellos claros. También es una buena solución cuando comienza la aparición de las canas. O sea, cuando el proceso de blanqueamiento natural no está demasiado avanzado. Las mechas o reflejos se suelen hacer un par de tonos más claros que el color natural del pelo. De este modo, se disimula el contraste entre el color del pelo natural y el de las canas. Lo malo de esta opción es que no es tan sencillo de aplicar como el caso de los tintes, por lo que puede requerir de acudir a un centro especializado, como un peluquería. Asimismo, esta alternativa no es recomendable para pelos muy oscuros o con un estado avanzado de las canas. Es debido a que no aporta naturalidad al color.

Pigmentos y barros. Lo más positivos del empleo de pigmentos y barros es que son ingredientes naturales. No dañarán a nuestro cabello como lo hacen otros remedios entre los que se encuentra el amoniaco en su composición. En el resultado de aplicar barros o pigmentos podemos apreciar que la integración de los tonos más claros y oscuros se produce de manera progresiva, lo que aporta naturalidad al color del pelo. Esta solución está al alza, precisamente porque no daña el cabello y colaboran a la hora de realzar el color natural.

Hennas. Dentro de las fórmulas de coloración natural está el empleo de las hennas. No solo aporta coloración, sino que además ayuda a fortalecer el cabello gracias a sus nutrientes. Por si fuera poco, es un remedio que puede durar cerca de dos meses. Su duración depende del número de veces que se lava el cabello. A medida que vamos lavándolo, se irá reduciendo el color. Lo malo de esta opción es que no existen gamas de colores. El único tono que se consigue es rojizo, por lo que no es una solución para todas las cabelleras. Sin embargo, es una gran alternativa para aquellas personas pelirrojas o quienes desean ese color de pelo.

Productos de efecto inmediato. Este tipo de productos se puede emplear de forma puntual, por una necesidad inmediata. Lo que hacen los productos de efecto instantáneo es disimular las canas o las raíces. Aunque únicamente mantendrá el efecto unos días. Es una buena solución cuando se tiene premura. Pero no es aconsejable para un uso frecuente. El aspecto positivo de este remedio es que en el mercado se pueden encontrar diferentes métodos de aplicación, como los geles, los polvos, las espumas o los sprays. Además, se puede encontrar una amplia gama de colores. Son remedios adecuados para las urgencias que requieren fechas puntuales, como bodas, bautizos… Su aplicación es rápida, sencilla y cómoda. Aunque generalmente aportan coloración hasta los primeros lavados.

Peinados. Por último te ofrecemos un remedio sencillo y que no exige de coloraciones. Se trata de emplear un peinado que camufle tus canas. Por ejemplo, el trenzado del cabello hace que las canas se disimulen al mezclarse con los pelos que no son canosos. También puedes recurrir a los flequillos o las rayas de cabello en forma de eses o zig zag. Asimismo, puedes emplear distintos accesorios que te ayudarán a disimular las canas. Los pañuelos, los sombreros o las diademas son ejemplos de ello. Son recursos que te pueden servir puntualmente, cuando no dispones de tiempo para llevar a cabo una coloración.

Colores grisáceos. En este artículo tratamos sobre cómo quitar las canas, pero una alternativa es aportar a tu cabello canoso una coloración gris, que además está de moda. Lo ideal es comenzar aportando a tu pelo una coloración de tonos más claros mediante reflejos o mechas. Así irás consiguiendo una coloración progresiva hasta alcanzar el tono grisáceo que más se adapte a tu gusto. En personas de avanzada edad es seguramente la mejor opción para combatir las canas, ya que no solo aportará una sensación de vitalidad a tu cabello, sino que además rejuvenecerá tu aspecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here