Cómo descubrir a las personas inteligentes

La inteligencia es una de las virtudes más preciadas por el ser humano. Sin embargo, no todo el mundo sabe detectar y reconocer a una persona inteligente. ¿Cómo se mide la inteligencia? En otras épocas, la inteligencia se ha medido en base a resultados académicos. Aquel que sacaba las mejoers notas en el colegio o la universidad era considerado superior mentalmente. Pero los estudios han demostrado que no es así. Entonces, ¿qué rasgos definen a alguien inteligente? La inteligencia se ha asociado a la capacidad de las personas para resolver los problemas que surgen en la vida. Pero esta forma de medir es compleja. Por eso, en este artículo te enseñamos a cómo descubrir a las personas inteligentes.

como-descubrir-a-las-personas-inteligentesPlanificador: que extrae conclusiones. Las personas que tienen capacidad de organización se caracterizan por ser inteligentes. Esta planificación gira alrededor de objetivos que se pueden cumplir, no sobre aquellos inalcanzables. Además de organizar tus tareas y saber establecer un orden de prioridades, posteriormente realizan análisis de lo llevado a cabo y extraen conclusiones que permiten mejorar de cara al futuro y evitar errores cometidos. Alguien inteligente es alguien calculador, que establece las posibilidades de éxito de manera real. Así, evitará fracasos.

Objetivo. Una persona inteligente es aquella que se propone metas asequibles. Quienes hacen cábalas sobre cosas irrealizables están alejados de sus dotes y capacidades. Y alguien inteligente es aquel que conoce sus limitaciones. Por eso, planificar las cosas de un modo objetivo es aproximarse al éxito.

Perezoso. Aunque siempre hayamos escuchado que la pereza es cosa de vagos, no tiene nada que ver con la capacidad intelectual. De hecho, el pecado capital de la pereza se asocia a personas inteligentes. Esto se debe a que las personas superiores intelectualmente no realizan esfuerzos innecesarios y conservan sus fuerzas y energías para dedicarlas a cosas más importantes.

Desordenado. Al igual que la pereza, el desorden se contempla como una característica negativa. Sin embargo, las personas inteligentes tienen tendencias al desorden. Esto se debe a que las personas inteligentes dedican su tiempo a cosas más relevantes que la limpieza de un hogar.

Imperfecto. Se puede pensar que alguien que comete errores no es alguien inteligente, pero no es así. Las personas que cometen fallos, para empezar, han mostrado predisposición a intentar hacer las cosas bien. Para desarrollarse como personas, los fallos son necesarios. De hecho, de los fracasos se aprende más que de los éxitos. Si bien, alguien inteligente es el que aprende de los errores y gana experiencia para no volver a cometerlos.

Anticipado a los acontecimientos. Alguien inteligente es alguien con capacidad de previsión. Si los acontecimientos no te atropellan o te cogen por sorpresa, puede que seas un tipo inteligente. Sucede lo mismo con las relaciones personales. Alguien que es intuitivo y no se equivoca a la hora de prejuzgar puede ser alguien con un cociente intelectual elevado. Cuando conoces a las personas mejor que otros, se habla de inteligencia emocional. Sirve para conocer lo que otros sienten sin que te lo hayan comunicado.

Frialdad. Las personas inteligentes saben reprimir sus emociones y no se dejan llevar por estados de ánimo o euforia. Esto no significa que retengas tus sentimientos, que no los muestres, sino que evitas el victimismo. Por eso, generalmente rehuyes de mostrar tus emociones. No te detienes en fobias o rencores, sino que tratas de olvidar los problemas para vivir sin cargas psicológicas.

No alardea. Una persona inteligente es aquella que no alardea de su condición. De hecho, evita presumir de su inteligencia. Trata de que sean otros quienes juzguen sus habilidades. Por eso, el inteligente es aquel que huye de la egolatría o la prepotencia, porque no siente la necesidad de demostrar nada a nadie. Hay un dicho aplicable a este caso: dime de qué presumes y te diré de qué careces. Aquel que alardea de algo, en la mayoría de los casos es porque tiene carencias y necesita reconocimiento que si no se lo profesan los demás, lo hace él mismo.

Autosuficiente. Alguien inteligente es aquel que no necesita de los demás, alguien que es completo y no requiere de ayudas externas. Sucede incluso en una relación de pareja. Puede que una de las partes sea superior en intelecto y transmita pasotismo hacia su pareja. Pero eso no es así. Simplemente, no necesita tanto de otros para sentirse mejor.

Sincero. Las mentiras pueden traer cola, en forma de problemas o consecuencias inesperadas, por lo que alguien inteligente, que como hemos dicho es alguien previsor, evita recurrir a las mentiras. Además, también rechaza engañarse a sí mismo. Alguien que se miente a sí mismo es un hipócrita.

Mira hacia el futuro. Una persona inteligente no se detiene en el fracaso o en una mala experiencia de la vida. Busca pasar página lo antes posible. Por eso, las personas inteligentes no suelen ser rencorosas. Además, los inteligentes son los que miran hacia el futuro, hacia lo que está por acontecer, para adelantarse al futuro con capacidad de previsión. Inteligente es vivir cada momento al máximo, sin que las cosas negativas del pasado te atormenten.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here