Los mejores ejercicios para realizar en el agua

Cuidarse está de moda. Sin duda. Además, cada vez son más las propuestas para mantenerse en forma. Entre ellas, está un medio como el agua, que se puede emplear para llevar a cabo la práctica de diferentes ejercicios que te ayudarán a sentirte satisfecho con tu aspecto físico y tu salud. Las actividades acuáticas son idóneas en época de calor y buen tiempo. Si bien, el agua es accesible para la mayoría de las personas a lo largo de todo el año. Es por eso que aquí te presentamos una serie de ejercicios que puedes realizar en contacto con el agua y que favorecerán tu estado de forma en mayor medida que si son completados al aire libre. Estos son los mejores ejercicios más para realizar en el agua.

ejercicios-para-realizar-en-el-aguaCabe decir que lo más productivo a la hora de realizar estos ejercicios es practicarlos durante un minuto contando el mayor número de repeticiones posibles, para seguido pasar al siguiente ejercicio. Con estas series podrás ponerte o mantenerte en un óptimo estado de forma.

Caminar. Puedes meter bajo el agua solamente los pies o las piernas enteras. La idea es andar por el agua, lo que nos supondrá un esfuerzo extra que permitirá fortalecer en mayor medida el tren inferior que si se camina por una superficie convencional. Puedes hacer series de entre diez y veinte pasos, combinando pasos hacia delante con pasos hacia detrás. Debes de procurar hacerlo lo más rápido que puedas para obtener más beneficios.

Esprintar. Al igual que es saludable caminar bajo el agua, también lo es esprintar. Si bien, puedes introducir entre ambos ejercicios uno que ejercite diferentes partes del cuerpo, para no cansar las piernas demasiado pronto. Dentro de este ejercicio que trata sobre correr, puedes añadir elevaciones de rodilla hasta la altura del pecho con repeticiones que duren cerca de 30 segundos. Como el agua pone resistencia a los movimientos, la productividad es mayor a que si las repeticiones se dieran al aire libre. Si pones intensidad en el ejercicio puedes quemar el doble de calorías.

Dar zancadas. Es un ejercicio que consiste en dar zancadas lo más largas posibles debajo del agua. Esta vez las zancadas deben darse hacia adelante, pero sin que la rodilla que queda retrasada supere los dedos de los pies. Luego debes hacer lo mismo con la otra pierna. Además, una vez completadas las zancadas frontales puedes realizar zancadas laterales.

Aletear al estilo mariposa. Para este ejercicio debes sujetarte, por ejemplo, a la escalera de la piscina. Luego hay que juntar y elevar repetidamente las piernas, sin llegar a separarlas. Luego debes moverte como si estuvieras nadando al estilo mariposa, con los mismos movimientos de piernas, tan rápido y fuerte como puedas. Recuerda que para ello debes calentar adecuadamente los músculos a fin de evitar posibles lesiones. Unos estiramientos antes de realizar estos ejercicios te ayudarán a prevenir problemas.

Movimientos abdominales. En este caso, debes colocarte boca arriba y tratar de apoyar los codos en el borde de la piscina. Luego hay que juntar las piernas y elevarlas hasta la altura del pecho, pero sin llegar a rebasar la línea de las caderas. Una vez alcanzada la postura correcta, es cuestión de repetir una y otra vez. Es muy importante que durante el desarrollo del ejercicio la pared abdominal esté contraída en todo momento.

Burpees. Este es uno de los ejercicios que está causando una gran sensación, pero en este caso se trata de llevarlo a cabo bajo el agua. El burpees es el modelo acuático. Consiste en ponerse de cara a la pared de la piscina, apoyar las manos en el borde de la misma y seguido hay que tratar de saltar fuera de ella. Estas series deben de ser de un minuto y debes realizar tantas repeticiones como puedas a lo largo de ese minuto. Con este ejercicio podrás ganar musculatura en las extremidades, tanto en los brazos como en las piernas.

Compartir
Artículo anteriorLas 10 curiosidades del shushi

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here