Por qué es importante consultar las estadísticas de tu blog

Tener un blog es sencillo. Los tutoriales sobre cómo crear un blog abundan en la red. Pero la supervivencia en el tiempo es otra historia. Más de tres cuartas partes de los blogs dejan de tener vida un año después de su creación. El principal motivo es la desilusión de los creadores, que no ven colmadas sus expectativas iniciales. Hay una herramienta que ayuda en este proceso de mantenimiento y crecimiento de un blog o página web y que no siempre se atiende: el campo de la estadística.

estadisticas-de-tu-blogLas estadísticas de un blog pueden marcar la diferencia entre quien las consulta y quien no. Los que recurren a las estadísticas poseen un conocimiento más profundo sobre su blog. Están más capacitados para optimizar los resultados.

Somos conscientes de que el mercado ofrece diferentes herramientas, pero no vamos a entrar en comparaciones. En este caso vamos a desarrollar los beneficios que pueden reportar la consulta de estadísticas. ¿Quieres saber por qué es importante consultar las estadísticas de tu blog? Te mostramos los beneficios que te pueden ofrecer. Lógicamente, el objetivo final siempre es ganar visitas.

Definición de tareas. Para comenzar, una primera consulta a las estadísticas de tu blog te conducirá finalmente a una definición de tareas pendientes. Seguramente no todas las publicaciones que has realizado han tenido el éxito esperado. Este será un primer paso para contrastar si tu percepción a la hora de elegir temas de interés se corresponde con lo que verdaderamente demanda el público. Esto te asentará en la realidad de tu blog y definirá tus futuros trabajos, para que puedas ser tener precisión, rentabilizar tu trabajo, ser eficaz…

Definición del target. Conocer las estadísticas que produce tu blog o página web te permitirá conocer quién es tu público o usuarios. Cuanto antes logres definirlo, antes comenzarás a cosechar éxitos porque te el resultado de tu trabajo será más preciso, personal y rentable.

Personalidad. Saber quién te visita, de dónde procede la visita, qué edad tiene el visitante, de qué sexo es el visitante… Todos estos datos te permiten realizar un estereotipo del visitante de tu blog. Cuando conoces qué tipo de persona visita tu blog, puedes acondicionar los contenidos a sus gustos. Esto aportará personalidad a tu blog, que se diferenciará de los blogs generalistas.

Fidelización con los visitantes. Una vez que tenemos una radiografía del visitante modelo de nuestro blog, podemos fidelizar con él ofreciéndole los contenidos que demanda. De este modo, conseguiremos que nos visite con frecuencia.

Productividad a la hora de trabajar. Cuando generas contenidos para un blog, si no tienes referencias de los resultados de tu trabajo (conocer el número de visitas de cada post), puede que estés trabajando a ciegas. Para dar productividad a tu trabajo, consulta cuáles han sido los post más exitosos (más visitados) que has publicado. Compáralos. Titulares, ilustraciones, temática, extensión, presentación, ubicación dentro del blog… Encuentra cosas en común. Cuando des con ellas, ya tendrás una referencia para futuros trabajos que estarán más próximos al éxito. Te servirá como hoja de ruta. Olvídate del método ‘ensayo-error’.

Eficacia a la hora de trabajar. Consultar las estadísticas permite definir tu target, tu visitante modelo. Cuando lo conoces, tu trabajo pasa a ser más eficaz, porque sabes hacia quién diriges tus publicaciones. Conoces el tipo de lenguaje que debes emplear, los temas de interés… Por lo tanto, cala mejor el mensaje.

Rentabilidad del trabajo según las fechas. Saber cuándo es más efectivo colgar un artículo hace que obtengas más rendimiento por el mismo trabajo. Encuentra patrones en común sobre el comportamiento de tus usuarios. Mira qué días a la semana recibes más visitas y plantéate colgar las publicaciones esos días. Lo mismo puedes hacer con los meses o épocas del año.

Rentabilidad del trabajo según los horarios. Al igual que ocurre con las fechas, los horarios son otro aspecto importante. Si escribes para otros países, ten en cuenta la diferencia horaria. Lo ideal es publicar en el momento álgido de visitas para lograr que tu trabajo tenga mayor repercusión.

Conocimiento sobre el valor de las ubicaciones del blog. Las páginas web generalmente tienen patrones comunes sobre las mejores ubicaciones para los contenidos. Pero tú puedes descubrir si tu blog tiene alguna particularidad en este sentido. Revisa si coincide el éxito de determinadas publicaciones con la ubicación de las mismas. Si es así, plantéate que el éxito de esas publicaciones no es por lo que son, sino por dónde están situadas sus ventanas de entrada o enlaces de acceso a la publicación.

Frecuencia de publicación. Conociendo el número de visitas y analizando el comportamiento de los usuarios podremos decidir con qué frecuencia es conveniente publicar contenidos. Evidentemente, cuanto mayor sea la frecuencia, más visitas podremos obtener, pero si deseas amortizar tu trabajo sin perder número de visitas, debes tenerlo en cuenta.

Precisión en las palabras clave. Las estadísticas pueden ofrecerte el éxito reportado por las palabras clave de tu blog. Si ves que no funcionan, plantéate cambiarlas por unas más precisas que generen un mayor volumen de tráfico hacia tu blog.

Motivacional. Consultar las estadísticas te puede deprimir si no observas grandes cambios. Pero todo depende del modo en el que las contemples. Si realizas las consultas de manera positiva y destacando los progresos, por pequeños que sean, puedes encontrar una motivación para seguir adelante con el trabajo de tu blog.

Planteamiento de objetivos. Las estadísticas te pueden ofrecer resultados tangibles que te ayudarán a trazar tus nuevos objetivos. Es conveniente que plantees objetivos asequibles, para no caer en esa depresión que citábamos en el punto anterior. Tu meta puede ser elevar ligeramente el número de visitas aplicando nuevas estrategias basadas en la consulta de los datos de tu blog.

Evaluación de objetivos. Lógicamente, consultar las estadísticas de un blog nos permitirá realizar una evaluación de los objetivos que nos hemos marcado previamente. Te ayudará a ir cumpliendo metas o a exigirte más.

Garantía de éxito. A medida que vas consultando las estadísticas y vas obrando en consecuencia, creando publicaciones que captan un determinado número de visitantes, pasas a tener la certeza de qué contenidos están abocados a triunfar. Por lo tanto, a través de las estadísticas has conseguido crear tu particular herramienta que te garantiza el éxito.

Menor esfuerzo para alcanzar el éxito. Todos estos beneficios repercuten directamente en el esfuerzo que conlleva el trabajo para alcanzar el éxito. Si consultando las estadísticas logras obtener estos beneficios citados, tu esfuerzo en el camino hacia el éxito será menor.

Queremos añadir una opción más, aunque no la hemos incluido entre los beneficios de consultar los datos de un blog o una página web porque no entra dentro del ámbito de las estadísticas del propio blog. Pero si tienes la posibilidad, genera un ‘feed-back’ con tus usuarios. Consulta sus gustos o solicita sugerencias a través de comentarios, encuestas, premios, concesión de derechos exclusivos a tus visitantes… Y así conocerás de primera mano qué demandan y también cómo optimizar tu blog.

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda. Si es así, agradeceríamos un comentario indicándonoslo.